, ,

Entre el día y la noche.

IMG_1714

En estos días de finales de octubre, la luz se va acortando poco a poco en un camino lento pero imparable hacia el invierno. La noche va ganando la batalla al día, y una especie de melancolía vital se apodera de todos. Parece que esto ha sucedido así desde hace mucho tiempo. Ya los celtas celebraban por estos días, en las fiestas de Samhain , el fin del verano y la puerta de acceso a la época de oscuridad del invierno, bailando y haciendo hogueras, para ahuyentar a los malos espíritus relacionados con la muerte y los enterramientos. Y quedó curiosamente recogido en una fiesta irlandesa antigua en la que los niños son los protagonistas con el famoso “truco o trato”, juntando de manera festiva, la muerte y la vida, en las risas y los disfraces de los mas pequeños. Un antepasado de las fiestas de Halloween en el mundo anglosajón. Los romanos celebraban en estos días, fiestas en honor de Pomona, diosa de las cosechas y los frutales, con montones de manzanas; algunas recubiertas de caramelo nos han llegado hasta hoy.

IMG_1670 IMG_1677

Nuestra festividad católica de “ Todos los Santos”, viene de los primeros años de la expansión del cristianismo y de la costumbre de venerar las reliquias de cada mártir, que llevó, debido a su gran número, a juntar todas las fechas de homenaje en un solo día, coincidiendo con el primero de Noviembre, con sus días frescos y tristes, que parecen moverse entre la vida y la muerte. La costumbre de visitar los cementerios arranca de esto y todavía tenemos los “ huesos de santo”, como dulce en nuestras mesas.

IMG_1709

El campo parece que se prepara para el largo invierno, las despensas se llenan de conservas y sacos de alimentos. Y las hogueras iluminan el monte de noche estos primeros días de noviembre con las fiestas de la Calbotada en el Valle del Tietar desde hace siglos, uniendo a todos los vecinos alrededor de las castañas asadas en el monte, para alargar las fiestas de la luz unas horas mas antes del duro invierno.

IMG_1631

Realmente, cuando reflexionamos sobre nuestra historia, nos damos cuenta de que muchas tradiciones, ritos y costumbres como estas, tienen su origen en la relación de los hombres con el medio natural. La influencia de los astros, la luz, la naturaleza y su ciclo vital parece que como un motor nos mueven todavía, en pleno s. XXI, junto con otros factores relacionados con nuestra propia cultura, religión e historia personal. Un movimiento que más que ser lineal, creo que tiene forma de circulo, algo así como el de una lavadora cuando centrifuga su carga. Cogemos de nuestro pasado el recuerdo de lo que vivimos y nos marcó, la familia, aquellas personas que han ido modelando nuestro interior hasta marcarlo profundamente. A esto unimos la influencia del medio, la cultura y la tradición en la que nacimos. Y en este pensamiento hacia el pasado, el movimiento nos empuja, lavado tras lavado, hacia el futuro, dejando claro que lo que somos hoy tiene mucho que ver con nuestro propio camino como personas, familias y sociedades, con nuestra historia. Así cuando estos días recordamos a nuestros familiares y amigos difuntos, estamos repitiendo un gesto ancestral que hunde sus raíces en estos días en los que vemos cómo la naturaleza parece oscurecerse entrando en una noche que nos interroga sobre nosotros mismos, la vida frente a la muerte y nuestro devenir. Y sentimos que no estamos solos, que nuestros antepasados están acelerando el motor de esta lavadora, mostrándonos el giro, cómo éste modela el día a día y nuestro pensamiento, mientras nos lanza a avanzar como personas y sociedades. Sí leemos estas fiestas en este lenguaje tan manchado de agua y jabón, mas que tristeza o melancolía vital, echando tanto de menos a personas que tanto queremos, las vivimos llenos de energía, al conocer que su legado nos impulsa a continuar con nuestra vida, aunque la oscuridad avance entre hogueras, mientras los días juegan a “ truco o trato” con las noches.

Columna del Diario de Ávila. 30 de octubre. 2014. Sección ” Musgo sobre granito”.

IMG_1626

 

 

, , , , , ,

UN BIEN. A veces ocurre,…

 

MEDITACIÓN SOBRE UN TAPIZ DE HOJAS OTOÑALES CON UN POEMARIO DE CLAUDIO RODRIGUEZ Y LA MÚSICA DE FRANZ LISTZ ” HARMONIES POETIQUES”.
IMG_8446

“ A veces” ocurre,…  comienzo …

A veces ocurre que  cuando das un paseo por el campo, mientras  las viñas se duchan de colores cálidos y la luz se desploma de los olivos, y  abres un poemario, una suave melodía susurrada cae como una hoja, entre las otras que se queman al sol, lentamente desde lo alto, desde muy lejos. Muy lentamente. Otoño sobre  el campo, un dibujo del natural estampado en un tapiz de hojas multicolores, tersas y crujientes; una rama enrojeciendo, una bufanda de colores tan cálidos tejiéndose para mí que sentía hasta hace poco, mucho frío. A veces ocurre esto cerca, en casa y no sabemos nunca qué hacer, ni cómo saludar, ni como distinguir su hacendoso laboreo. El poema de Claudio Rodriguez ” Un bien”, fundiéndose con  una suave melodía, tan parecida a estas de Listz ” Harmonies poétiques”, que parece que tras de los árboles su piano comienza a recitar, ” Cantique d’amour”.

 

IMG_8437

Si, Claudio, de repente, …sin avisar,… en el momento mas inesperado, un bien nos viene, … Y mientras nos rebozamos en el oro que nos lanza, bajo los árboles, verso a verso, el viento lo levanta todo entre nosotros y pedimos susurrando, no estar sordos justo en este momento. Comienza,…

Eres sólo el temblor de una hoja, el suspiro de un sonido dilatado.

IMG_8445

 

A veces, mal vestido un bien nos viene;

casi sin ropa, sin acento, como

de una raza bastarda. Y cuando llega

tras tantas horas deslucidas, pronto

a dar su gracia, no sabemos nunca

qué hacer, ni cómo saludar, ni cómo

distinguir su hacendoso laboreo

de nuestra poca maña. ¿Estamos sordos

a su canción tan susurrada, pobre

de notas? Quiero ver, pedirte ese oro

que cae de tus bolsillos y me paga

todo el vivir, bien que entras silencioso

en la esperanza, en el recuerdo, por

la puerta de servicio, y eres sólo

el temblor de una hoja, el dar la mano

con fe, la levadura de estos ojos

a los que tú haces ver las cosas claras,

lejanas de su muerte, sin el moho

de un destino y su misterio. Pisa

mi casa al fin, recórrela. Que todo

te espera. Yo quiero que tu huella

pasajera, tu visitarme hermoso,

no se me vayan más, como otras veces

que te volví la cara, en un otoño

cárdeno, como el de hoy, y te dejaba

morir en tus pañales luminosos.

Claudio Rodriguez.

IMG_8443

Quiero pedirte este  oro que cae de tus bolsillos, y que siempre entres por la puerta de casa, pisando sin temor muy hondo, amasando mis ojos con la levadura esa que el aire parece llevar, flotando. Y así podré seguir tu huella pasajera, sin despistarme, hoja a hoja, luz sobre luz en el envés que brilla. En tu visitarme hermoso, en esta tarde de otoño, y no dejarte nunca morir entre estas hojas que como pañales, al suelo abrazan. Y todo, esta tarde,…IMG_8439

 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=I4p0duWCiGw&w=420&h=315]

, , , ,

paisaje femenino

 

PAISAJE FEMENINO.

Por M. Ángeles Álvarez.

 

1DX_0366

Desde hace años celebro las fiestas de la Santa sentada en el sillón de casa con uno de sus libros en las manos. Cuando tras un rato de lectura me pregunto qué es lo que me empuja a seguir allí leyendo, siento que es la cercanía. Me impresiona sentir esto por una mujer que vivió hace tantos años, y ver que en el fondo andamos por caminos tan parecidos, no sólo los de la misma ciudad que nos ha visto nacer y corretear por sus calles, sino por los del interior, dibujando un paisaje femenino que compartimos.

IMG_1578

Y comenzamos a conversar, Teresa en sus escritos nos muestra los colores de su jardín, aquel en el que habita el dueño de su corazón, y rápidamente lo pinta de un matiz que parece que todo lo intensifica dando a su testimonio viveza y verdad: el amor. Un sentimiento que parece envolver todas sus palabras y que desata en los lectores de todos los tiempos un espiral: el de la empatía, al empezar a ver que dentro de la Santa entronizada y de ricos ropajes vestida, hay una mujer de verdad.” Amor de unos con otros”, amor a Dios, amor a la vida, la naturaleza, a la humanidad entera entendida como familia, destilándose como en un alambique el corazón que se entrega a ello, entrenando este sentimiento cada día: un gimnasta en el ejercicio que lo robustece, la vida. Juntemos todo en un carrete de hilo, para ir devanando en seda poco a poco la vida. Teresa y la intimidad cosida pespunte a pespunte, letra a letra. Sientes que habla de amor en todo momento, en ese diálogo a tres voces en el que su Amor, el rey de su Castillo aparece muchas veces interpelado en un Tu continuo que nos enseña de manera experiencial, resbalando con sus oraciones, el sentido de su nombre carmelita, el porqué se llama Teresa de Jesús. Cercanía que envuelve cada página, cada giro de su discurso personal y valiente, cada fundación, cada conversación que arranca con la lectura, al sentir que por este sentimiento hacia nosotros, abre su alma y nos muestra su tatuado interior, aquel que recoge toda su vida con el Señor, la mística del corazón.

IMG_0662

 

Teresa tenía una facilidad asombrosa para el encuentro con todo tipo de personas, y era muy certera al hablar a cada una en su propio lenguaje y registro acelerando la amistad que como un motor de varios tiempos se desataba. Conversaciones que nos imaginamos y cartas en las que seguimos, como clavadas en la diana, su huella toda impregnada de ella misma: desde el piadoso rey Felipe II “ vuestra majestad”; sus amigas del alma prioras de su reforma como María de San José ,“ hijas mías”; a sus confesores como el padre Gracián, “ vuestra paternidad”; sus hermanos y familia como Dº Lorenzo “ vuestra merced ”. Un motor que comenzó muy pronto a caminar y que la llevó a escribir cada día cartas y mas cartas desde su celda, aumentando el cariño, la amistad y el apego con todos ellos. “ Ya estoy casi buena, que el jarabe que escribo a nuestro padre ( Domingo Bañez) me ha quitado aquel tormento de melancolía,… un poco me hizo reír la carta de su letra como estaba ya sin aquel humor ,… Y me holgué mucho con la suya y con la de vuestra reverencia,…” Carta 61 a la M. María Bautista. Segovia 1574.”

Risas y confidencias, al lado de cuestiones prácticas, la compra de tierras, los pleitos y disputas, todo entreverado de lo que realmente a ella le cosía el corazón, su Amor por el Crucificado aquel que se apareció un día en su vida y dio a todo una vuelta, cambiando también su concepto de amistad. Sus conversaciones desde entonces llevaban siempre este rostro amado, “hablar con ángeles”, hablar desde ese Amor y en ese lenguaje. “ Quizá no sabemos que es amar, y no me espantaré mucho; porque no está en el mayor gusto , sino en la mayor determinación de desear contentar en todo a Dios…”   4 M 1,7

 Y si hay un aspecto de los escritos que mas impresiona por su valentía y coraje al compartirlo, es ese de el encuentro con el Amor, que ella vive en propia piel de forma femenina y muy carnal: la Sacratísima Humanidad de Cristo. Lejos de conceptos etéreos, de sentimientos livianos como de plumas flotantes angelicales, ella arranca como mujer de su propio sentimiento desgarrado, humano, cercano y real. “Nosotros no somos ángeles, sino tenemos cuerpo; querernos hacer ángeles estando en la tierra -y tan en la tierra como yo estaba- es desatino.” (V 22, 10).

No se trata por tanto, parece decirnos oración tras oración, lectura, encuentro, de una mística de altos vuelos sino de una basada en lo humano que nos entronca, que nos envuelve trufando nuestro corazón en el seno de Dios Padre, como sus criaturas. Sabiendo y oliendo a Él.

Imagen 29

Cuando desde lejos miraba a la Santa presentada tantas veces en sus éxtasis, arrebatos, levitaciones…, no podía ni imaginar que a ella lo que realmente le gustaba, tal como nos cuenta, era el suelo, el barro y la tierra por arar. Divisar incluso en la Séptima Morada, aquel lugar tan cercano a la Trinidad, el sustrato mas terrenal que pueda haber, sublimado en el Amor. Sí, aparece Marta, aparece la Magdalena habitando por ahí, mujeres de verdad como Teresa, como yo misma, forjadas a base de resbalar por cada pendiente de la realidad, caladas de vida y arañadas en el dolor, manchadas de amor completamente. Estas son las amigas que aparecen en esta conversación entre nosotras ahora, y su ejemplo de vida parece decirnos “ que esto es de verdad, …que es de verdad”. Barro para que este “ Dios de las Caballerías” pueda dejar su casco impreso muy dentro. Rodeada de imágenes que reconozco tan cercanas, pisando los mismos charcos que aparecen a veces en la vida, surcando otras veces este “ mar tempestuoso”, me siento realmente bajo el influjo de su empatía arrolladora.

IMG_1575

 

Femenina y valiente como mujer del Renacimiento, el mundo parece circunscribirse dentro de ella, explicarse en ella, respirar con ella, moverse por ella, y por todos nosotros también. Un planteamiento de la individualidad como eje de la sociedad que la rodeaba, y que la llevó a proclamar a voces, la belleza del alma femenina. No era ella ni las mujeres que la rodean seres infantiles, siempre dependientes emocional y vitalmente de la protección del varón padre, hermano, confesor. Así me parece increíble que en pleno s. XVI se atreviera a decir en Camino de Perfección CE IV en su primera edición del Escorial“ las mujeres, antes las favorecisteis siempre con mucha piedad y hallasteis en ellas tanto amor y mas fe que en los hombres,…” Cuando leí esto la primera vez, pensé que no podía ser, que estaba interpretando las palabras de la Santa interpolándolas a la sociedad contemporánea. Pero luego al estudiar esto mas detenidamente, he visto la hondura de su raíz, no sólo por decir que las mujeres tenemos tanto amor y mas fe que los hombres, …mas fe realmente nos dice, sino por confesar que la piedad, una de las virtudes mas brillantes, quizá la mas divina, tiene nombre de mujer.

IMG_7435

Y Teresa entonces se lanza a un viaje sin retorno, tan apasionante como las epopeyas mas increíbles, “el conocimiento de sí”, mirarnos a nosotros dentro para avanzar desde ahí deambulando por las estancias o moradas donde vive aquel que nos habita. Parece todo esto sacado de un manual de autoayuda actual, la meditación como puerta para la oración y la amistad, el equilibrio vital que necesitamos en nuestro propio interior tan marcado y machacado por nosotros mismos. La empatía Teresa, llega en este momento a la fascinación, cuando tengo que pellizcarme para estar segura de que esto lo dice alguien de hace tanto tiempo. Mujer, monja, con tantos achaques, recluida en un convento desde los 16 años, con estudios primarios,… Valentía y coraje para adentrarse en este jardín “ donde Él tiene sus deleites con los hijos de los hombres”.1M 1,1

IMG_7783

 

Muchas veces me gusta llevar un libro al campo, leerlo allí para ver qué pasa, para que todo lo que por allí suena, huele y deleita suavemente con paz regalada, se impregne en la lectura. Y los libros de Teresa al leerlos parece que son ellos los que te sacan a pasear, están tan llenos de vida, naturaleza, flores y belleza, que no imagino otro lugar para ellos. Vida natural como la que ella perseguía volviendo la mirada a los padres del Carmelo, aquellos ermitaños que oraban con una margarita en las manos. Abejas laboriosas, dentro de la nube de las mariposas blancas tan graciosas. Agua en huertos arados, parterres de flores, palmitos suculentos entre gusanos en plena metamorfosis vital y como música, el tranquilo correr del agua que de la lluvia al pozo alimenta; los canales tan bien trazados, el sudor, la noria. La cercanía entre nosotras Teresa, con todo esto se refuerza, anclándonos al campo, para buscar allí juntas el pulmón emocional que necesitamos cada día mas, para poder seguir avanzando. Y allí nos muestras lo que para ti es la verdadera Hermosura , y este vocablo teresiano parece que nos lleva como en una alfombra mágica a un reino lleno de belleza: la contemplación, cuando poco a poco las fibras de colores se mezclan haciendo un nudo vital , trascendiendo la vida en un soplo “ ¡ Oh Hermosura que excedéis a todas las Hermosuras,!, …. “ ¡ Oh ñudo que así juntáis dos cosas tan desiguales”,…

Teresa aparece retratada muchas veces como “ fémina andariega, inquieta”, valiente, emprendedora y muy lista, y creo que dejamos en el fondo del óleo unos matices que debemos añadir a la paleta de colores, de tonos mucho mas suaves, como veladuras sobre lo pintado: la ternura, la delicadeza de trato, y el alma de una mujer sensible y tierna. Susurros parece que oyes cuando vas leyendo, suavemente sientes que también llora por la impresión de todo, por la valentía de mostrar su propia piel sobre las letras, la oración que viste su alma. Y tienes esa sensación de que el ímpetu apostólico en ella era imparable, como un cohete ya disparado,… “ Oh, bien mío!, que esto hace, que en los mayores regalos y contentos que se tienen con Vos, lastime la memoria de los muchos que hay que no quieren estos contentos y de los que para siempre los han de perder” Exclamación 1ª. Para ir por ahí proclamando a voces la verdad que vivió y experimentó. “ Por otra parte se querría meter en el mundo, por ver si pudiese ser parte para que un alma alabase mas a Dios; si es mujer se aflige del atamiento que le hace su natural, porque no puede hacer esto, y ha gran envidia a los que tiene libertad para dar voces, publicando quien es este Dios de las Caballerías” 6M 6, 5

IMG_3557

 

Reconversión y nueva vida, o cómo puede una mujer madura de repente morir para renacer de nuevo, revestida de una nueva piel. Cómo este proceso saca de la clausura a una monja decidida que recorre caminos descalza y sin nada en la mochila. Cómo puede la constructora de la contemplación como vida religiosa, bregar en tantos campos de batalla diarios, la imparable andariega y comunicadora, sentir que es el silencio interior lo que nos abre la puerta de la oración, y de ahí el camino-autopista para vivir. Un juego de contrastes, que muestra un paisaje interior rico y complejo que parece transparentarse sobre nosotros, sobre mí como una foto actual y llena de vida. Una pradera húmeda y femenina, tu alma Teresa de Jesús, surcada de carreteras y arrugas. Un mapa abierto a quien lo quiera leer, el interior de nuestra Santa, Teresa de Ávila.

IMG_0634

 

 

Texto publicado en el Suplemento especial V Centenario Teresa de Jesús. Diario de Ávila. 15 de octubre del 2014.

 

, , , , ,

VICTIMAS SUPER-VIVIENTES,… en el sentido del corazón.

DISEÑOS FLORALES Y MEDITACIÓN SOBRE LA VIOLENCIA, EL PERDÓN, LAS LANAS Y LAS FLORES.

V JORNADAS DE ANTROPOLOGÍA, PSICOLOGIA Y ESPIRITUALIDAD ” DE VICTIMAS A SUPER-VIVIENTES” . CATEDRA EDITH STEIN. Universidad de la Mística. CITeS. 26-28 de Septiembre. 2014.

IMG_3046

Cuando hace unos días comenzó esta Jornada Internacional y un grupo de víctimas de violencia,… de masacres, violaciones, secuestros, comenzaron a contarnos su historia para que por unos momentos la recorriéramos con ellos, en su relato, vino a mi memoria la poesía de Paul Celan, su rabia subversiva contra la sinrazón, la locura de no entender por dónde nos conducimos los hombres, por qué avanzamos pisando alambradas de espino y cascotes de vidrio cortante, cuando lo que realmente nos gusta, lo que buscamos de verdad es poder andar sobre las aguas.

IMG_3065

RECELAFLO. Paul Celan.

Cuándo, cuándocuándo,

locuracuándo sí, locura,-

hermano

Cegado, hermano

Apagado, tú lees

esto de aquí, esto de:

Dis-

parates-: ¿Cúando

florece eso, el cuando,

el dónde, el hacia dónde y lo qué

y quien

se desvive y mediovive y pervive y se revive, el

sonido axial, Tellus, en su

oído del alma

zumbante de agudo

oír, el sonido

axial hondo

en el interior de nuestra

circunestelar morada

compunción? Pues

ella se mueve, sin embargo,

en el sentido del corazón.

IMG_3067

 

Durante muchos días estuve dando vueltas a este diseño floral, y tengo que reconocer que he tardado bastante en poder tener claro qué iba a hacer. Quería utilizar todo el poder de consuelo de las flores naturales, usarlas casi como un tratamiento terapéutico, que limpiara heridas, que sellara grietas de forma cálida y confortable. Colores en las gamas mas intensas, naranjas, magentas, morados, para que la paleta de flores que pintara por allí se lanzara sobre todos como una manta. Gerberas, Aconitos, Tulipanes, Anthurios Choco, Eremurus, Rosas Piano, Anastasias green.

IMG_3034 IMG_3059

Y allí comenzaron a llevarnos de la mano los testimonios, empezamos a patinar en las lagrimas, a arañarnos con los gritos del alma que parecían ese sonido axial del que nos habla Paul. Los arreglos florales se levantaban tan radiantes, como el eco de lo que oíamos, porque mas que naufragar en esta locura, mas que sumergirse en la desesperación, todas estas víctimas súper-vivientes, han conseguido sobre- vivir, y poder con su testimonio plantar un jardín tan florido como este del Encuentro. La belleza de lo natural se repetía sobre el suelo, en los giros, bucles y caminos de las lanas, el mismo nudo cromático, el mismo nudo alrededor de la vida y del dolor. Y poco a poco iban tejiendo dentro de nosotros y entre todos un nuevo tejido fraternal y sincero.  Tellis, madre Tierra, siento que sufres con tanta violencia, y te impresionas  como nosotros, con el coraje de estos hijos tuyos que mas que resignarse, han sabido renacer de sus heridas y ahora realmente vemos cómo ellos sí andan sobre las aguas.

IMG_3062 IMG_3046

Encuentros para la esperanza, floreciendo en septiembre.  Floreciendo tu vida, Pastora Mira, bella en cada paso que das cuidando al asesino de tu querido hijo; floreciendo en la mirada de Sigfredo Tobón y de su esposa al relatar cómo vivió en el infierno del abismo  axial de no tener ni siquiera un refugio vital y emocional en la retaguardia, cuando tras un secuestro por parte de la guerrilla, sufriste otro vestido de justicia nacional.

IMG_3073 IMG_3063

Desde el primer momento mi diseño quise que  tuviera barro también, arcilla que modelar,… nuevas vidas cosidas como con cremalleras de palitos multicolores que son en si mismos como una estela de color en medio del asfalto, del día a día. Recomposición, mientras amasamos nuestro interior desde los barros que la barbarie dejó sobre nosotros, la tierra de  las botas del guerrillero que pisotearon la dignidad del que sufría. Como María Rubí al recomponer los cuerpos hacinados para dar un entierro digno a los muertos de su pueblo mientras salía a buscar a su hijo al ombligo de la selva, a arrancarle de las manos del infierno.

26_09_14_congreso_cites (119)

Hubo encuentros, peticiones públicas de perdón, testimonios, abrazos entre todos, las madejas del suelo parece que nos ataron y nos cosieron el corazón en estos días, mientras nos sentíamos todos un poco prisioneros de secuestros, nos sentíamos en la cama de un hospital, recomponiéndonos. Estabamos contigo Esther Saez, en tu camilla, estábamos con Clara Rojas en su secuestro, estábamos con María Cecilia Mosquera al estallar el gasoducto…  ”  cúando florece eso, el dónde, el hacía dónde y lo qué y quien”. Diana Sofía Giraldo, presidenta de la Asociación de Víctimas visibles de Colombia, fue poco a poco en su ponencia final del Congreso desgranando toda esa barbarie en forma de semillas de perdón y de esperanza,  mostrándonos cómo” se desvive, cómo se mediovive y cómo pueden algunas víctimas, sobrevivir, revivir en palabras de Paul. Construyendo un bello jardín personal, lleno de flores increíbles, y  comunal a la vez, pintando el horizonte con colores mas alegres. Para  levantar como sociedad y como individuos la palabra perdón, viviendo en ella. Cómo han encontrado en lo más hondo de su persona, en su dignidad la fuerza para superar tanto horror, al descubrir que la espiritualidad es el abono mas rico. Superar y perdonar como personas y cómo sociedades el horror de la sinrazón vestida de ideología y panfleto.IMG_3041

Lanas y trapillos sobre el suelo de nuestra “circunestelar morada” como nos dice Teresa de Jesús también, llenando de color cada pliegue, silbando, raspando, dejando que el arco de nuestro corazón arranque una melodía llena de sentido, que se eleve por encima de la mirada. Tocando al unísono en un conjunto sinfónico con todo lo oído y que aún flota, con Francisco Santos Calderón, con Luis Herlindo Mendieta, con Oscar Tulio Lizcano, con Gabriel Moris y con M. Carmen de Felipe, con Lucía Gonzalez ,… sobrevolando la vida y la muerte.  La melodía de Edward  Edgar ” Sospiri” op. 70 me gustaría tocar para vosotros al chelo, con tanto sentimiento y maestría como la que muestra en esta pieza, Sol Gabetta.  Sería mi regalo, como ” un sonido del alma ” en forma de canción.

26_09_14_congreso_cites (162)

 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=TPMoOk5GzXk&w=560&h=315]

Edward Elgar’s Sospiri op. 70 – Sol Gabetta

IMG_3078 IMG_3071

 

No sé muy bien por qué a  veces  nos hacemos tanto daño, la violencia, el dolor,  el miedo,… odio, venganza, locura, rejas, cárceles en el paraíso, calabozos, junglas llenas de fusiles, trenes trufados de muertes, paquetes llevando infierno entre sus dobleces…  Cómo podemos llegar a martirizar tanto al otro, humillándolo sin piedad, cuando lo que realmente queremos todos es andar sobre las aguas, lo que de verdad  queremos  es nadar como  hemos nadado estos días, buceando, resbalando de lágrima en lágrima con vuestro testimonio, con vosotros mismos. Gracias a todos.

RECELAFLO

recen las flor

es, la flor. Es.

Rece la flor.la foto