En esta desnudez

DISEÑOS FLORALES DEL I CONGRESO SANJUANISTA “SUBIDA AL MONTE CARMELO” en  Ávila.

CiTeS,  Universidad de la mistica

Del 4-10 de septiembre 2017

Para venir a lo que gustas

has de ir por donde no gustas

El camino espiritual que este manual de San Juan nos va sugiriendo, es largo, siempre nos lleva en movimiento y está lleno de sorpresa, abandono, recogimiento, alegría y silencio. Buscamos en este movimiento al Dios escondido que donde se esconde es dentro de nuestro corazón, que se siente presa de amor y  dentro del alma  mora, habita, está. Así tenemos nosotros que escondernos también dentro, dejando tanto ruido y tanto mareo.

Buscamos al Señor en un proceso continuo que por donde se va moviendo es por nuestra vida diaria, al ritmo del trabajo, la oración, las tareas familiares, la parroquia, el mercado, la amistad,… Y allí se encuentra comunicando cada momento con el otro en un proceso orante que va deslizando así. He elegido un elemento de la vida diaria como es un tubo de aire acondicionado para simbolizar este proceso que va recorriendo mi vida cotidiana, que me empuja a entrar en ella, adelgazando muchas veces todo mi ser, mis apetitos, deseos y placeres para poder entrar dentro de mi, para poder recogerme, esconderme y buscar.

Y lo que voy encontrando es lo que hay por dentro, el mundo del jardín que el Señor plantó en mi, las semillas y bulbos que se van levantando, Liliums olorosos, Anthurios llenos de color y pasión mirando siempre la luz. Las virtudes que van floreciendo, el amor, la ternura, la suavidad, la comprensión, el diálogo,… Un jardín que he diseñado en color verde primaveral, reforzando el verde de las Molucellas y los Chrysantemum Anastasia Green.

Es increíble este camino, que tanto me exige de perfeccionamiento, de adelgazamiento de mis apetitos en palabras de San Juan, pero que llena mi vida de color, y de armonía desde dentro de mi, desde el regalo de vivir, de ser hija de este gran Padre.

Algunas flores nacen hacia el cielo, pero otras muchas como  los claveles Green, se van reptando por el suelo, y desde la estructura de plata avanzan en todas direcciones.  En los claveles he querido poner aluna pequeña almohada , donde a veces me recuesto a descansar sintiendo la ternura infinita de este amor que se nos regala.

Un camino que algunas veces me lleva a mi propio mar interior lleno de salitre, pensamientos concatenados, deseos incontrolados, un mar que debo admitir que existe pero que debo ir controlando, algo que este libro de Juan nos ayuda. Es realmente un ” Libro de autoayuda”, donde disección el alma y el fondo del ser del hombre, y donde también nos muestra como este se abre, rasgándose, transformándose dentro del amor y de la fe. He colocado trocitos de madera salina y piñas también como rescatadas del borde del mar.

Cuando estaba realizando el arreglo, me di cuenta que había un elemento que yo no había diseñado pero que era fundamental, el brillo elegante y rotundo de los trozos de tubos del aire acondicionado. Elegancia, riqueza y brillantes en un elemento tan cotidiano, que se encuentra escondido en casa, en el trabajo, en la estación de metro,… Viene todo a tener una lectura profunda que me impresiona y que dejo en puntos suspensivos a vuestro propio entender y vivir.

Creo que con las flores podemos expresarnos, volver a decir lo que antes habíamos visto grabado en nuestro interior. Son en estos arreglos verdaderas oraciones, con las que dar las gracias por la vida que tan llena de belleza y naturaleza sublime se nos regala en ese lugar único y profundo que es nuestro propio interior. Desnudos para poder entrar y avanzar, sin fatigas, ni cansancios, aligerando tanto nuestro propio ser, pobre, humilde y necesitado.

En esta desnudez

halla el espíritu su descanso

porque no comunicando nada,

nada le fatiga hacia arriba,

nada le oprime hacia abajo,

porque está en el centro de su humildad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *