, , , , , ,

¿POR QUÉ NOS DISTE LAS PROFUNDAS MIRADAS?

Imagen 15

Hay veces que sentimos que todo se junta, que cosas y situaciones que son de diferente naturaleza y sentido, parecen escritas dentro de un mismo pentagrama, dentro de un mismo párrafo. Y vamos como resbalando de una cosa a otra, sintiendo que estamos dentro de todo, y que la música mas que sonar para nosotros, la creamos nosotros y en ella habitamos también.

Imagen 11

Estaba el otro día leyendo un poemario de Goethe, autor al que muchas veces recurro como bálsamo. Es como abrir su casa, y pasar mas que al s.XVIII con todo lo que esto supone desde fuera de alejamiento, de mundo y vida ya pasado, diríamos también desfasado, a una estancia muy confortable. Porque al ir recitando sus versos, lentamente paseando por sus palabras y paisajes, entramos en lo auténtico del hombre que vive y se revuelve con cada acontecimiento, sufre, se enamora bañándose en su propio sentimiento y deambulando por él ya para mucho tiempo. Se plantea el devenir, el sentido de cada cosa y de la vida, la belleza que detrás de las palabras se esconde, lo sutil, delicado y bello de los seres que conocemos, y amamos y nos reconfortan. Y llegué a este poema, ” ¿Por qué nos diste las profundas miradas?”, sentí que allí me iba a quedar por un largo rato. Ah,… me quedé, y aun estoy, enganchada con todo,” por qué nos diste destino, sentimientos para vernos mutuamente en el corazón,…?

POR QUÉ NOS DISTE LAS PROFUNDAS MIRADAS,

nuestro futuro contemplar recriminando,

nuestro amor, sin confianza bienaventurada

nuestra felicidad terrena imaginando?

¿Por qué nos diste, destino, sentimientos

para vernos mutuamente en el corazón,

y por todos los mas extraños movimientos

poder espiar nuestra verdadera relación?

Tu conocías cada rasgo de mi ser

espiabas cómo suena el nervio mas vital,

con una mirada sola me podías leer,

al que tan difícil penetra un ojo mortal.

Goteabas templanza en la flor ardiente,

enderezaste el salvaje correr extraviado

y en tus brazos de ángel nuevamente

se reponía el pecho destrozado.

Tal fino encanto a él quedaste unida

y lo ilusionaste mas de un solo día.

Su corazón junto a tu corazón hincharse

sentía y ante tus ojos complaciente,

todos los sentidos suyos aclararse

y apaciguar su sangre hirviente.

 

Imagen 22

La tarde estaba fría. Enero no conseguía desprenderse de la niebla de cada mañana, y el jardín de casa estaba precioso todo bañado de niebla y de hielo tras las sombras de los arbustos. La casa de Goethe debía de tener jardines así, llenos de gorros de niebla en los que disfrutar viendo como cada palabra en ellos se tumba como en una nube, a descansar. Porque de todo esto va este poema, del amor. Sentimos muchas veces la deriva que ataca nuestra vida, la zozobra por lo que somos, sentimos y por la maraña de problemas que caen sobre nuestra almohada cada noche. Vivimos como dice Goethe, insensibles a la niebla, y su belleza, al amor y su mirada. Vivimos de manera simplista cada día, no yendo un poco mas allá de cada cosa, no dejando abierta la puerta a lo imprevisible que del jardín llega, no sintiendo que pueda entrar por allí niebla que nos inunde y nos haga vivir juntos ya para siempre.

IMG_6856

La casa Goethe, está ya caldeada, y nosotros ,…nos está la mutua dicha rehusada de amarnos sin entendernos, ver en el otro lo que nunca fue, siempre de nuevo perseguir un feliz sueño,y en peligro de sueño vacilar también. De vivir sin conocernos, de no sentarnos juntos en el salón de casa, de vivir tras los cristales llenos de niebla y de desconfianza. La música comenzó a sonar. No sé muy bien como ocurren estas cosas, como sientes que esa es la música de ese poema y de ese momento, la música de la niebla y del mirarse con profundas miradas. El nocturno de Grieg, Lyriche Stücke, op. 54. Comenzó a sonar,… do,.. do….do,….

Imagen 18

Igual que abrí las puertas de casa a la niebla y me fui al jardín recogiendo aquello que veía relumbrar, para disfrutar de su belleza al abrigo del frío, ramitas de durillo, escaramujos de rosal, manzanitas enanas, ramas de tejo con gotitas de agua aun congeladas, ramas  brotando de la salguera del rincón, igual abrí mis sentidos al momento, y quise fundirme en él. Ya no quería sólo recoger ramitas, sólo leer versos maravillosos. No, no quería escuchar sentada  en el sillón la música sino entrar en todo yo de manera personal. Con una sola mirada me podías leer, me decía el momento que por allí pasaba,… con una sola mirada,…

Siguiendo a Goethe, me dije, ¿por qué no?,… por qué no avanzar por ahí viéndome en los ojos, en los suyos  y recreando toda mi vida desde ahí.  ” Tu conocías,… dije,… cada rasgo de mi ser, espiabas cómo suena el nervio mas vital, con una mirada sola me podías leer, al que tan dificil penetra un ojo  mortal” Y quise penetrar en esto, entrar en casa y descansar. Para penetrar en algo, hay que ser en esto activo y no pasivo. De nada sirve coger flores y ramas y usarlas sólo para decorar un lugar por muy especial y único que sea. Hay que verlas de otro modo si queremos entrar a esa casa. Tenemos que verlas como un regalo personal que nos abren las puertas de nuestro propio ser, de nuestra vida, de todo lo relacionado con la historia esa que a gatas sobre los días pasamos. Nacido y florecido para mi disfrute personal, y que me permite verme, me permite encontrarme aunque haya niebla y a veces su gorro me haga sentir triste. Con una sola mirada,…  

Resbalé por los versos, sintiendo que eran míos y que iban también dirigidos a mi, porque en la mirada esa creadora de todo, yo me  encuentro. Miré cada rama como propia y vi el paisaje que detrás llevaban, mi vida y su construcción y su predicamento que me abría perspectivas en el futuro, al sentir que o vivo  de veras o mi vida será siempre desierto y  desazón lejos de nieblas, de humedad y de amor. Y sólo me quedaba seguir en esto  recreando la música de Grieg para poder sentir que mas que oyente pasivo, era, torpemente desde luego, la tensión al pulsar cada tecla, sintiendo la música y cómo cada sonido aparecía y se fundía con los demás de manera tan excitante como real. Sentada al piano y con la digitacion y ayuda de mi profesor Fernando, comencé a tocar una pieza que ya sé que siempre va a estar en mi biblioteca, en mi repertorio como si de un concertista se tratara, en mi propio corazón. La casa de Goethe se levanta, con flores la llenamos de vida, la música reproduce la belleza de la niebla, y las palabras abren las puertas de todo.

La belleza que  creamos,

poseedores, propietarios de profundas miradas también,

mas que lectores, poetas,

mas que recolectores, floristas,

mas que oyentes, concertistas, pianistas del alma,

músicos que pulen cada día el suelo del salón.

 

Y en todo esto sigo a Goethe, en el ardor por vivir, por sentirse mirado y mirar, por ser flor emocionada, por correr siempre dejando con valentía trotar nuestro corazón.

Sentirnos mirados, y mirar.

Sentirnos descritos en un texto y escribir también lo que dentro de casa se vive.

Sentirnos amados y flores ardientes, y amar así también dejando la vida triste y monótona que tantas veces dibujamos.

Sentir la música, y en cada sonido vivir, arrancando del alma su pulso y su profundo ritmo y armonía vital.

Lanzarnos a todo esto, y al menos siempre intentarlo, al recibir belleza, luz, consuelo y el largo crepúsculo que nos circuncida, 

Imagen 13

Goteabas templanza en la flor ardiente, enderezaste el salvaje correr extraviado y en tus brazos de ángel se reponía el pecho destrozado.

Os dejo este precioso nocturno interpretado por la gran pianista  Alicia de Larrocha.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=UjCoXo8kb1g&w=420&h=315]

 

 

 

 

, , , , , ,

UN BIEN. A veces ocurre,…

 

MEDITACIÓN SOBRE UN TAPIZ DE HOJAS OTOÑALES CON UN POEMARIO DE CLAUDIO RODRIGUEZ Y LA MÚSICA DE FRANZ LISTZ ” HARMONIES POETIQUES”.
IMG_8446

“ A veces” ocurre,…  comienzo …

A veces ocurre que  cuando das un paseo por el campo, mientras  las viñas se duchan de colores cálidos y la luz se desploma de los olivos, y  abres un poemario, una suave melodía susurrada cae como una hoja, entre las otras que se queman al sol, lentamente desde lo alto, desde muy lejos. Muy lentamente. Otoño sobre  el campo, un dibujo del natural estampado en un tapiz de hojas multicolores, tersas y crujientes; una rama enrojeciendo, una bufanda de colores tan cálidos tejiéndose para mí que sentía hasta hace poco, mucho frío. A veces ocurre esto cerca, en casa y no sabemos nunca qué hacer, ni cómo saludar, ni como distinguir su hacendoso laboreo. El poema de Claudio Rodriguez ” Un bien”, fundiéndose con  una suave melodía, tan parecida a estas de Listz ” Harmonies poétiques”, que parece que tras de los árboles su piano comienza a recitar, ” Cantique d’amour”.

 

IMG_8437

Si, Claudio, de repente, …sin avisar,… en el momento mas inesperado, un bien nos viene, … Y mientras nos rebozamos en el oro que nos lanza, bajo los árboles, verso a verso, el viento lo levanta todo entre nosotros y pedimos susurrando, no estar sordos justo en este momento. Comienza,…

Eres sólo el temblor de una hoja, el suspiro de un sonido dilatado.

IMG_8445

 

A veces, mal vestido un bien nos viene;

casi sin ropa, sin acento, como

de una raza bastarda. Y cuando llega

tras tantas horas deslucidas, pronto

a dar su gracia, no sabemos nunca

qué hacer, ni cómo saludar, ni cómo

distinguir su hacendoso laboreo

de nuestra poca maña. ¿Estamos sordos

a su canción tan susurrada, pobre

de notas? Quiero ver, pedirte ese oro

que cae de tus bolsillos y me paga

todo el vivir, bien que entras silencioso

en la esperanza, en el recuerdo, por

la puerta de servicio, y eres sólo

el temblor de una hoja, el dar la mano

con fe, la levadura de estos ojos

a los que tú haces ver las cosas claras,

lejanas de su muerte, sin el moho

de un destino y su misterio. Pisa

mi casa al fin, recórrela. Que todo

te espera. Yo quiero que tu huella

pasajera, tu visitarme hermoso,

no se me vayan más, como otras veces

que te volví la cara, en un otoño

cárdeno, como el de hoy, y te dejaba

morir en tus pañales luminosos.

Claudio Rodriguez.

IMG_8443

Quiero pedirte este  oro que cae de tus bolsillos, y que siempre entres por la puerta de casa, pisando sin temor muy hondo, amasando mis ojos con la levadura esa que el aire parece llevar, flotando. Y así podré seguir tu huella pasajera, sin despistarme, hoja a hoja, luz sobre luz en el envés que brilla. En tu visitarme hermoso, en esta tarde de otoño, y no dejarte nunca morir entre estas hojas que como pañales, al suelo abrazan. Y todo, esta tarde,…IMG_8439

 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=I4p0duWCiGw&w=420&h=315]

, , , , , ,

EL CÁNTICO ESPIRITUAL EN FLORES,… este verano.

 

  Qué mejor lectura para estos días de verano y de descanso que este poemario tan bello, lleno de paisajes maravillosos. San Juan de la Cruz y su Cántico, rodeados de flores naturales que parecen encajar con todos los versos como un cubito de hielo al molde del que lo sacamos. Un viaje lleno de naturaleza desde la silla de casa, el banco del parque, la tumbona de la playa,… Gracias amigos por compartir este rato conmigo, así tan placentero,…

 

Y empezamos a leer juntos,…

IMG_1077

¿ Adónde te escondiste,

Amado, y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste, habiéndome herido;

salí tras ti clamando, y eras ido.

IMG_1075

 Pastores, los que fuerdes

allá por las majadas al otero,

si por ventura vierdes

aquel que yo más quiero,

decilde que adolezco, peno y muero.

IMG_1072

 Buscando mis amores,

iré por esos montes y riberas; ni cogeré las flores,

ni temeré las fieras,

y pasaré los fuertes y fronteras.

IMG_1058

 !Oh bosques y espesuras,

plantadas por la mano del Amado! 

Oh prado de verduras,

de flores esmaltado!

Decid si por vosotros ha pasado.

IMG_1054

 Mil gracias derramando

pasó por estos sotos con presura,

y, yéndolos mirando,

con sola su figura

vestidos los dejó de hermosura.IMG_1049

 

! Ay, quién podrá sanarme!

Acaba de entregarte ya de vero;

no quieras enviarme

de hoy más ya mensajero,

que no saben decirme lo que quiero.

IMG_1047

 

 Y todos cuantos vagan

de ti me van mil gracias refiriendo,

y todos más me llagan,

y déjame muriendo

un no sé qué que quedan balbuciendo.

IMG_1038

 Mas, cómo perseveras,

oh vida!, no viviendo donde vives,

y haciendo porque mueras

las flechas que recibes

de lo que del Amado en ti concibes?

IMG_1079

 

¿ Por qué, pues has llagado

aqueste corazón, no le sanaste?

Y, pues me le has robado,

por qué así le dejaste,

y no tomas el robo que robaste?

IMG_1031

 Apaga mis enojos,

pues que ninguno basta a deshacellos, y véante mis ojos,

pues eres lumbre dellos,

y sólo para ti quiero tenellos.

IMG_1077

 

 Descubre tu presencia,

y máteme tu vista y hermosura;

mira que la dolencia

de amor, que no se cura

sino con la presencia y la figura.

IMG_1015

 !Oh cristalina fuente,

si en esos tus semblantes plateados

formases de repente

los ojos deseados

que tengo en mis entrañas dibujados!

IMG_1009

Apártalos, Amado, que voy de vuelo!.

Esposo

Vuélvete, paloma,

que el ciervo vulnerado

por el otero asoma

al aire de tu vuelo, y fresco toma.

IMG_0998

Esposa

 Mi Amado, las montañas,

los valles solitarios nemorosos,

las ínsulas extrañas,

los ríos sonorosos,

el silbo de los aires amorosos,

IMG_1082

 

 la noche sosegada

en par de los levantes del aurora, la música callada,

la soledad sonora,

la cena que recrea y enamora.

IMG_0987

 Cazadnos las raposas,

que está ya florecida nuestra viña,

en tanto que de rosas

hacemos una piña,

y no parezca nadie en la montiña.

IMG_0983

 Detente, cierzo muerto;

ven, austro, que recuerdas los amores,

aspira por mi huerto,

y corran sus olores

y pacerá el Amado entre las flores.

IMG_0978

! Oh ninfas de Judea!,

en tanto que en las flores y rosales

el ámbar perfumea,

morá en los arrabales,

y no queráis tocar nuestros umbrales.

IMG_0977

 Escóndete, Carillo,

y mira con tu haz a las montañas,

y no quieras decillo;

mas mira las compañas

de la que va por ínsulas extrañas.

IMG_0972

Esposo

 A las aves ligeras,

leones, ciervos, gamos saltadores,

montes, valles, riberas,

aguas, aires, ardores

y miedos de las noches veladores.

IMG_0969

Por las amenas liras

y canto de sirenas os conjuro

que cesen vuestras iras,

y no toquéis al muro,

porque la Esposa duerma más seguro.

IMG_1081

 Entrado se ha la Esposa

en el ameno huerto deseado,

y a su sabor reposa

el cuello reclinado

sobre los dulces brazos del Amado.

IMG_1047

 Debajo del manzano,

allí conmigo fuiste desposada,

allí te di la mano,

y fuiste reparada donde tu madre fuera violada.

IMG_1083

Esposa

 Nuestro lecho florido,

de cuevas de leones enlazado,

en púrpura tendido,

de paz edificado,

de mil escudos de oro coronado.

IMG_1034

 A zaga de tu huella

las jóvenes discurren al camino,

al toque de centella,

al adobado vino,

emisiones de bálsamo divino.

IMG_1090

En la interior bodega

de mi Amado bebí,

y cuando salía por toda aquesta vega,

ya cosa no sabía;

y el ganado perdí que antes seguía.

IMG_1026

 Allí me dio su pecho,

allí me enseñó ciencia muy sabrosa,

y yo le di de hecho

a mí sin dejar cosa;

allí le prometí de ser su Esposa.

IMG_0817

Mi alma se ha empleado,

y todo mi caudal, en su servicio;

ya no guardo ganado,

ni ya tengo otro oficio,

que ya sólo en amar es mi ejercicio.

IMG_1089

 

 Pues ya si en el ejido

de hoy más no fuere vista ni hallada,

diréis que me he perdido;

que, andando enamorada,

me hice perdidiza, y fui ganada.

IMG_1783

 

 De flores y esmeraldas,

en las frescas mañanas escogidas,

haremos las guirnaldas

en tu amor florecidas

y en un cabello mío entretejidas.

IMG_1789

En solo aquel cabello

que en mi cuello volar consideraste,

mirástele en mi cuello,

y en él preso quedaste,

y en uno de mis ojos te llagaste.

IMG_1088

 

 Cuando tú me mirabas,

su gracia en mí tus ojos imprimían;

por eso me adamabas,

y en eso merecían

los míos adorar lo que en ti vían.

IMG_1800

 

No quieras despreciarme

que, si color moreno en mí hallaste,

ya bien puedes mirarme

después que me miraste,

que gracia y hermosura en mí dejaste.

IMG_1793

Esposo

 La blanca palomica

al arca con el ramo se ha tornado;

y ya la tortolica

al socio deseado

en las riberas verdes ha hallado.

IMG_1087

 En soledad vivía,

y en soledad ha puesto ya su nido;

y en soledad la guía

a solas su querido,

también en soledad de amor herido.

IMG_1834

Esposa

Gocémonos, Amado,

y vámonos a ver en tu hermosura

al monte y al collado,

do mana el agua pura;

entremos más adentro en la espesura.

IMG_1829

 Y luego a las subidas

cavernas de la piedra nos iremos,

que están bien escondidas,

y allí nos entraremos,

y el mosto de granadas gustaremos.

IMG_1086

 Allí me mostrarías

aquello que mi alma pretendía,

y luego me darías

allí, tú, vida mía,

aquello que me diste el otro día:

IMG_1028

 El aspirar del aire,

el canto de la dulce filomena,

el soto y su donaire,

en la noche serena,

con llama que consume y no da pena.

IMG_0981

 Que nadie lo miraba,

Aminadab tampoco parecía,

y el cerco sosegaba,

y la caballería

a vista de las aguas descendía.

IMG_1825

 

No se puede decir algo con mas belleza. Una poesía sublime con la que disfrutar estos días. Os dejo esta Cantata de Bach, tan bucólica y pastoril, creo que encaja a la perfección con los paisajes de esta poesía, el campo, las montañas, los prados. Hacen un buen equipo San Juan y Bach,… desde luego.  Buen verano !

 

 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ZIUCRXMM4pE&w=560&h=315]

 

 

 

 

 

, , , , CONGRESO INTERNACIONAL TERESIANO “ CASTILLO INTERIOR” O LAS MORADAS DE TERESA DE JESÚS. Ávila, 2-8 septiembre.

Diseños florales para un libro lleno de vida.

Impresiones de una florista.

1DX_0366

IMG_6969

Cuando Teresa de Jesús quiso describirnos  el alma, puso una metáfora poderosa y llena de luz, muy brillante, “un castillo de cristal y de diamante vestido “, con un árbol de la vida en el centro cimentado todo, con aire y agua chorreando por todos lados, brillantes torres a las que la luz del sol lame cada mañana, con jardines, huertas y parterres donde “ El tiene sus deleites con los hijos de los hombres”.  Barro sobre el brillo del cristal, gusanos y mariposas, la sequedad de la que nace la primavera, el abismo que une en nuestro corazón el amor y la angustia con la luz , la centrifugadora que transforma odres viejos, en suaves alas.  Parece que quieres vivir y transitar por ahí, sobre todo cuando ella nos anima a no ir solos, a descansar y tomar un poco de aire en la mirada y el abrazo de los demás.

IMG_2146 IMG_2180 ???????????????????????????????

???????????????????????????????

??????????????????????????????? IMG_2176 ???????????????????????????????

Y ponerme a diseñar arreglos florales sobre estas palabras, ha sido realmente una aventura vital, enredándome en las ideas, pensamientos y oraciones de mi querida paisana tan llenas de vida y de color.  Un castillo que hemos construido con mesitas recubiertas de chapa metálica  para mostrar las siete moradas, con botes, botellas, terrinas de vidrio reciclado , dando una nueva vida a lo ya usado… con aire entre medias, con bellas flores que arrancando del barro  ( Anthurium chocolate), comienzan cada vez a tener un tallo mas largo y a mirar al cielo, Gerberas rojas y anaranjadas en las segundas y en las terceras moradas, tiernas rosas llenas de espinas. Las cuartas con Crisantemos Anastasias  tan verdes y tranquilos, las quintas en azul Delphinium vestidas , las sextas con Allium Gadiator hasta las séptimas con orquídeas Wanda , la luz y el cristal. Cada flor, cada uno de nosotros, viviendo en las distintas estancias de este castillo,  lanzando hilos de fraternidad entre nosotros, tomando agua tranquilamente , recibiendo luz y calor, luchando por mantener este recipiente tan cristalino siempre limpio, lejos de legañas y moho. Un edificio simbólico y mágico que ya es nuestro,… el amor.

Imagen IMG_6958 IMG_2217

Pero para entrar en este castillo Teresa nos sugiere un  “ truco” realmente potente, “ el conocimiento de sí”, la mirada que sobre nosotros mismos debemos con valentía lanzar, una mirada curva como esta escultura  oxidada y esbelta. Mirando lo que somos, lo que hemos plantado,… la tierna margarita que fui,  mi oración, las rosas con sus espinas, el carbón que quemó la pradera, la lana que me abriga, los cardos tan radiantes, las frescas verónicas, hojitas de menta. Y nos dice Teresa que cuando lanzamos nuestra mirada a este abismo interior con valentía y arrojo, la vida te da un vuelco centrifugando tu alma, y de ahí sale una colada de lo mas limpia y olorosa, blanca y muy bella, flotando sobre todo como esta bella orquídea phalenopsis. Un regalo para los demás.

IMG_6948 IMG_6943 IMG_6935 Imagen 2

IMG_2423

Y hemos puesto un árbol de la vida en la entrada de esta universidad de la mística , para que ancle también sus cimientos, abriendo los brazos para recibir luz y sabiduría entre las lecciones, las oraciones y las lecturas,  recogiendo en nuestras manos en espiral todo lo que la mañana nos manda, brotando de la tierra , oxidando en ella las raíces, el tronco y las ramas,… floreciendo a veces en nuestro propio corazón, cuando meditamos , pedimos, …soñamos con  un poco de aire para continuar con nuestra vida, el amor, la amistad y la pasión que envuelven cada palabra que Teresa nos lanza. Salió del taller de un herrero hace unos días,  muy cerca de aquí, y cuando lo vimos parecía que en sus ramas que se abrían a la luz y al cielo azulado que sobre la muralla vive, estaba el resumen de lo que Teresa quiere decirnos. Como una figura un poco danzante, feliz y oxidada. Tiré un cubo de agua que en charcos mojó en suelo para ver en mi interior esa fuente de agua viva, el manantial de la luz… Pero cuando recogíamos todas las flores y vi a mi hija Brianda que nos ayudaba ese día con el montaje, me di cuenta que nos habíamos dejado lo mas importante, a ella, a ti, a mí, sentados bajo estas ramas, tranquilos, disfrutando  de la estadía sobre la pradera, el suelo  en el que habitamos.

IMG_2141

Y el libro con su precioso facsímil está ahí sobre un fondo rojo , lleno de emoción, bellas mariposas volando entre  Sandersonias enredando la mirada. Y en cada morada, explicada con paneles muy didácticos, pusimos un pequeño arreglo para ayudar en la comprensión de la belleza y la profundidad de este  libro tan vivo.

Imagen 1

IMG_7039

Con arte floral podemos expresar sentimientos, ideas, … podemos transmitir pasión, alegría, podemos “ engolosinar las almas”, abriendo las puertas de los auditorios, las bibliotecas, al mundo exterior, a la naturaleza que viva respira tras la puerta que muchas veces cerramos y que nos hace sentirnos tristes y apartados. La vida fresca, verde y mágica, se encuentra casi siempre a la altura de nuestros zapatos cuando paseamos tranquilamente con la mente y el corazón, los sentidos y el alma abiertos, empapándonos de lo que cae sobre nosotros cada día, así sin buscarlo.

IMG_5631 IMG_7360

1DX_0140

Y he aprendido mucho estos días con profesores y expertos  en Teresa,  sobre el fondo de este libro, su forma, la escritura, las diferentes lecturas que sobre él se hacen,… cómo hacerlo un poco mas tu casa, cómo encontrar en las miradas de los demás el túnel para transitar tranquilamente en cada morada. Y sobre todo estos días he vivido con la emoción de sentirme  dentro de una manta llena de hilos, hermanos y amigos, lo internacional de esta convocatoria que deja  poso en el corazón de todos los que por  esta universidad deambulamos siguiendo el rumbo de personas tan auténticas y valientes como Teresa de Jesús.

IMG_2455

Un congreso realmente impresionante, retransmitido a todo el mundo con traducción simultánea en cuatro idiomas, …miles de personas han seguido en directo lo que aquí se decía en 50 países de todos los continentes, … con mas de 200 personas en el auditorio del CITeS, y con la posibilidad de llegar muchas mas a través de las grabaciones que se van a facilitar. Ha sido muy emocionante para mí,… nunca unas flores salidas de mis manos y mi corazón han llegado tan lejos , recorriendo mares, océanos y continentes, y uniéndome con tantos amigos a los que desde estas lineas saludo.IMG_7965

IMG_2454

, , , , , ,

CON RILKE, SUS CARTAS Y LAS CLEMATIS DEL BALCÓN.

Imagen 2En medio de la vorágine de estos días de finales de mayo, con tantas reuniones, exámenes de hijos, el taller de flores con muchos encargos,… me encuentro con unas ganas tremendas de irme a algún lugar tranquilo a descansar, a meditar un rato. Y cuando llegué ayer a casa ,… ya oscurecía y el día parecía interminable, las flores de las clemátides de mi bacon me salieron a socorrer,… tan ligeras, sencillas, como mirando a los últimos rayos de luz del día , mirando la tarde como la miraba yo cuando era niña.

IMG_7494

Mi querido señor Kappus.  Roma, a 23 de diciembre de 1903.

 “…..Porque lo único necesario es eso: soledad, gran soledad interior. Adentrarse en sí mismo y durante horas y horas no encontrarse con nadie,… eso es lo que hay que poder conseguir. Estar sólo, cómo estábamos solos de niños cuando los adultos iban de un lado a otro en torno nuestro, enredados en cosas que parecían importantes y grandes, porque los mayores parecían tan ocupados y porque no entendíamos nada de lo que hacían.

 Y si un día descubre uno que sus tareas son mezquinas, que sus ocupaciones están congeladas y que han dejado de estar relacionadas con la vida, entonces ¿por qué no seguir mirándolo todo como un niño, como si fuera algo extraño, desde las profundidades del propio mundo, desde la amplitud de la propia soledad, que es ella misma trabajo y dignidad y ocupación? ¿Por qué  querer cambiar el sabio no entender de un niño por el rechazo y el menosprecio, ya que no entender es tomar parte en aquello de lo que uno quiere desligares con esos medios?

          Rainer María Rilke. Cartas a un joven poeta.

Imagen

Es Rilke uno de mis poetas favoritos, y este libro es muy especial porque a través de sus cartas le conocemos bastante bien. Siempre las cartas de alguien nos dan muchos datos sobre su personalidad, lo que le emociona, sus ideas y sentimientos . En  estas palabras escritas  a Franz Xaver Kappus y publicadas por este en 1929, Rilke nos habla con profunda sabiduría de la creación artística, de la soledad, de la vida en general y en palabras del traductor de este libro, Jesús Munárriz :”  es una lectura imprescindible para cualquier persona con sensibilidad literaria, artística o sencillamente vital que quiera encontrar apoyo y orientación en sus dudas, dificultades y preguntas”.

Os recomiendo su lectura,…  un encuentro que seguro que os motivará a seguir leyendo las cosas de Rilke.

 ” Soledad, gran soledad interior. Adentrarse en si mismo,… estar solos como estábamos solos de niños”.

… que bello pensamiento para un día de mayo que aún no ha terminado. Imagen 1

, , , , , , , , , ,

BIENVENIDOS A MI BLOG.

Abro las ventanas de esta nueva casa, y os invito a todos a pasar. En un paseo tranquilo por el campo, abriendo nuestros sentidos y nuestro interior a la belleza de lo natural, para sentir su poder casi terapéutico en nuestra vida. Una casa llena de flores, ramas, hielos, guijarros y trigos, donde vamos a compartir la pasión por lo natural, casi como profetas de una nueva manera de entender nuestra vida… el poder de una flor en nuestro interior, y la energía que con ella cogemos para muchos días de trabajo. Meditando, pensando sobre muchas cosas, con textos , poemas, canciones,… al ritmo de nuestra propia respiración. Que esta casa es también vuestra… , un refugio muy verde y florido para muchos momentos . Ya está abierta, bienvenidos!.

IMG_3680