, ,

Las cartas de Teresa de Jesús

Parece que va estando en desuso escribir cartas a mano y creo que nos perdemos algo muy especial e interesante. Conocemos a muchos personajes de la historia atraves de sus cartas, podemos reconstruir su vida, su psicología y los avatares que vivieron. Nos encontramos en ello con su verdadero rostro, el que muestra a sus amigos y personas mas cercanas.

En este programa de Radio tratamos este aspecto tan íntimo de Teresa de Jesús, y al ir leyendo sus cartas nos encontramos con ella en primera persona, amiga, hermana, madre para todos us hijos espirituales, reformadora y sobre todo mujer valiente y decidida. Escribió miles de cartas, conservamos algunas, ya que muchas fueron destruidas o perdidas pero en ellas vemos su personalidad y cómo iba resolviendo los problemas y los asuntos de cada día.

Una manera muy especial de conocer a Teresa, y pasar un ratito agradable leyendo sus cartas.

 

Un programa grabado en el Monasterio de la encarnación de Ávila. Para el programa de radio ” La Espadaña” de radio María, con el p. Arturo Díaz.

https://www.youtube.com/watch?v=iwmpSRU0ESE

, , , , , , , , , , ,

GUERRA Y PAZ

 

Decía León Tolstoi en Guerra y Paz que “toda la variedad, todo el encanto y toda la belleza que existe en este mundo está hecha de luces y sombras”. Esta ultima semana siento que está descrita con este titulo de su obra mas conocida. La barbarie de los asesinos radicalizados que siembran el terror por medio mundo, acuchillando a personas que van paseando por la calle, al trabajo, a jóvenes que descansan en un concierto, a fieles que oran dentro de un templo, a familias que disfrutan de fiestas navideñas ,… entran a saco para pronunciar sobre todos la palabra guerra a base de cuchilladas. Estamos en guerra, y es una de las mas crueles que podemos vivir, la que en creencias religiosas se asienta. Una guerra santa contra los infieles, aquella que pregona que al morir matando a los demás, se podrá encontrar el paraíso soñado, ¿ la paz en la guerra, en la muerte y la violencia?

En medio de la desazón por los atentados de Londres, apareció esta imagen de Tolstoi llena de matices, la del joven madrileño Ignacio Echeverría. El héroe del monopatín que con su testimonio ayudando a las otras victimas de la barbarie, dando la vida por socorrerlas, ha puesto de pie una arma increíble y llena de potencia, su humanidad y su amor por los demás. Un corazón generoso y un espíritu libre que sabe lo que tiene que hacer cuando ve el sufrimiento, la muerte y la crueldad de los demás, a su lado en medio de la calle.

La lectura profunda de todo esto va conmoviendo al mundo y a la opinión publica, porque nos viene a mostrar que esta guerra tiene contrincantes muy diferentes, y que frente a los que se inmolan matando hay quienes aman hasta morir. Unos creen que matando llegarán a la paz eterna y otros saben que solo el amor puede cambiar el mundo y qué es lo que como seres llenos de humanidad deben hacer: amar.

Todo este panorama de guerras, de sombras y matices de la paz planea sobre todos y se hunde en nuestras conciencias. Estaba el otro día en un recital ópera de la conocida mezzosoprano norteamericana Joyce di Donato en el Teatro Real de Madrid. El publico operístico tan acostumbrado a un ritual tranquilo, se encontró dentro de este panorama bélico, de luces y penumbras. No hubo actos violentos, pero si apareció en la escena una especie de trinchera hecha de música en la puesta en escena de Joyce que no dejaba adormilado a nadie mientras toda la carga de música y ritmo vertiginoso, acción, pasión y vida de la música de Haendel comenzaba a sonar y a caer sobre todos. No quería un recital al uso, no. Quería conseguir lo que desde luego se vivió, una experiencia de guerra y paz dibujada en sonidos, melodías, trinos, cadencias y ritmo que a veces era trepidante y otras parecía ir posándose hasta morir en la panza de cada sonido que se dilataba. “Lascia ch’io pianga”, o si déjame llorar, cantaba llorando…

Joyce cree en algo que comparto profundamente, en el poder redentor de la cultura.

El movimiento , la acción social del “ Sistema Greece” que desde Atenas recorre el mundo desde finales de 2016 , tratando de promover la inclusión social y el bienestar de los niños que viven en los campos de refugiados griegos, al modo de las escuelas venezolanas promovidas por Dudamel o las peruanas de Juan Diego Florez.

La cultura también es redentora nuestra en otro sentido mas personal, tiene un efecto catártico y nos hace capaces de soportar nuestra existencia, siendo el refugio interior y la medicina en momentos de agitación. Nos hace habitar por dentro, y eso es siempre motivo de crecimiento personal. Al menos para mi esto es así sin duda y la música de Haendel me conduce a través de compases de guerra y otros de pacifica mirada, a mi misma.

La cultura nos redime también, cuando conocemos las raíces de nuestras sociedades y lo que han tenido que pasar, milenios de guerras y de horror para llegar a conseguir la civilización en la que estamos. Así podremos defenderla de veras, y no encontraremos niños criados en Europa que se alisten con los del otro lado de la trinchera.

Estaba el domingo en Gredos en la entrega de los premios del Festival del Piorno. Y cuando me nombraron “Embajadora de Gredos”, realmente me emocioné, sentí que en este panorama de guerra y paz, la vida, los vecinos de Gredos y ASENORG, me situaban no en su bando, sino a la cabeza de ellos , como portando la bandera. La de la paz, aquella que se encuentra en la naturaleza que nos redime y nos sosiega de tanto trajín y de tanta violencia, intransigencia y horror que donde nace es en el interior de cada uno. En medio de tanto caos, la contemplación de la naturaleza nos trae la paz, y nos hace avanzar en lo auténtico que hay en nosotros.

 

No conocí a Ignacio Echeverría en vida, pero ahora creo que comparto con todos, algo, siento que lo conozco y que su ejemplo empuja mi vida también, porque esta bandera que llevó está hecha de la misma tela. Ignacio, siempre en nuestro corazón, gracias.

Articulo publicado en el Diario de Ávila, 15 de junio 2017

 

, , , ,

UNA DECORACION LLENA DE IMAGINACIÓN PARA UNA NAVIDAD A ESTRENAR.

UN NUEVO DISEÑO, UNA NAVIDAD ALTERNATIVA Y UN CUENTO DE FLORES Y HIELOS.

IMG_9366

Cuando llegan estos días cercanos a las fiestas navideñas, me paso buenos ratos pensando en nuevos arreglos , colores y diseños para que  estos días sean especiales y no una copia de momentos pasados. No me gusta demasiado repetir ideas y siempre intento avanzar por caminos nuevos. Así, con estos sentimientos y reflexiones , me he lanzado a hacer esta nueva decoración. Algo nuevo para una navidad nueva.

IMG_9346

DSC00044

IMG_9355

Y todo partió de una bandeja de cup cakes que compré y estuve durante un buen ratito mirando sus colores tan radiantes, y de su gama cromática, me fui a las violas y pensamientos del taller de flores, y me encantó comprobar que encajaban todas como pintadas por la misma mano. Dulces, violas y bolas de navidad todo junto en un momento. A las bolas turquesas les puse unos pequeños depósitos de agua en forma de burbuja para hidratar a los pensamientos. Y unos alambres plateados como patitas. Lo colocamos sobre una cinta turquesa, con velitas a  las que pusimos violas también en sus atados de seda. Piñas y macarons francesas que rellenamos al modo de los pasteleros con mas violas, para tentar un poco a los golosos. También hemos hecho una decoración para la puerta de casa con estos colores, con bolitas de navidad y piñas, fácil y muy bonita.

IMG_9354

IMG_9345

IMG_9420

Creo que cuando intentamos avanzar en los diseños, y nuestro interior nos empuja siempre a seguir, no debemos parar, aunque sea navidad y los colores y los tipos estén mas que establecidos. Hay ” vida” navideña mas allá del color rojo, las poinsetias, las bolas doradas y plateadas y el espumillón. Es posible diseñar algo alternativo y lleno de imaginación. Y pienso que  es navidad cuando queremos y luchamos porque algo nuevo nazca en nosotros, que nos haga renacer,  algo que nos transforme un poco, algo que esté en nuestro propio camino vivencial, personal, de piel con piel.  Así cada año esta experiencia ha de ser distinta, como somos distintos nosotros en cada navidad de nuestra vida.  La mía este año parece que  tiene los colores de los pensamientos del jardín , luz y mucho colorido, para tomar un poco de fuerza, para llenarme de energía para muchos  momentos crudos y grises que vendrán, sin duda.

IMG_9360

Y dejamos las flores en el taller por la noche, y cuando volvimos a la mañana siguiente, los termómetros de Ávila habían bajado a 6 grados bajo cero, el frío era tal que mirabas el campo y parecía nevado y todo lo que tenía era polvo de hielo. Una capa brillante y mágica que con los tímidos rayos de sol , se volvió de diamante. Y nuestros pensamientos y violas vivían dentro de este hielo mágico que  en gotitas parecía cuajar la bandeja de cristal donde estaban. Y nos quedamos impresionados, vivían y tan radiantes con todo el hielo encima. Y era todo un diamante, una joya que nos regalaba  el hielo nocturno. Una preciosa historia para contar en esta navidad, un cuento nuevo:  cómo podemos siempre ver el lado brillante de las flores, aunque hiele muchas veces en nuestro corazón. Que seamos mas valientes y creativos , nos dicen entre los hielos, que siempre vivamos con la mirada hacia delante, también estos días un poco nostálgicos. Una decoración navideña radiante a conjunto con mis mejores deseos para todos. Feliz Navidad!

IMG_9370

, ,

COMO HACER UNA CORONA DE ADVIENTO, paso a paso.

 TALLER DE ARTE FLORAL CON MARÍA ÁNGELES ÁLVAREZ.

Imagen 1

DSC00005

He realizado este video para que os animeis  a hacer estos días una corona de adviento muy especial y llena de encanto. Con ramitas de abeto, musgo y piñas, hojitas otoñales del jardín, lanas recicladas, y un conjunto de preciosas flores otoñales como brasicas ( coles), rosas Advalanche peach, alliums enanos (ajos), y dianthus ( claveles) barbados green.

Imagen DSC00019 DSC00029

En una gama de color un poco diferente a la mas tradicional, que es fundamentalmente roja y verde, he elegido colores naranjas amarillentos, grises polvo y un golpe malva, para poder colocar de manera armónica mis preciosas lanas de color miel, y blanco roto. La velas del adviento las he trabajado en velones para poner alrededor de la corona, sobre la mesa donde se coloque, y tienen varias alturas.

Imagen 2

Están hechas sobre un tronco de bambú, y dentro de él está la cera. He puesto unas lanas por fuera de diferentes colores, para indicar cada semana del adviento, y poder ir preparándonos, con este calendario floral, para la Navidad.

Imagen 3

Espero que os salga muy bien , y seguro que pasáis un buen rato haciéndolo, porque trabajar con flores naturales es siempre una experiencia que nos da paz y armonía, energía para muchos ratos un poco tristones.