, , ,

JUAN DIEGO FLOREZ, felicidades por tus 20 años de carrera!!!

JUAN DIEGO FLÓREZ, Sinfonía de humanidad.

unknown-1

El pasado martes 4 de octubre el Teatro Real de Madrid se puso en pie para aplaudir y ovacionar al admirado tenor peruano Juan Diego Flórez en una gala benéfica patrocinada por Telefónica, presentado por Mario Vargas Llosa, en la que conmemora sus veinte años de carrera, recorriendo los teatros mas importantes de todo el mundo.

Aplaudimos a un tenor único, considerado como sucesor de Pavarotti por el mismo cantante italiano, cuando le conoció en una cena entre amigos en Pésaro, y a los postres el manager de Juan Diego, Ernesto Palacio le animó a interpretar así “ a cappella” una de las arias mas complicada para un tenor ligero de todos los tiempos, “ Ah, mes amis” de la ópera La fille du régimen de Donizetti con sus famosos nueve dos de pecho. Unas notas estratosféricas para un tenor, que él con su voz única y con su depurada técnica vocal, hace de manera tan sencilla que parece fácil, como para poder cantarlo a los postres de una reunión entre amigos, como la de aquel día.

Juan Diego mostró el martes en la elección e interpretación del programa, lleno de arias tan difíciles, como bellas y especiales en su carrera musical, su interés por esta gala, y por el trasfondo de la misma, su dedicación social de ayuda a los niños y jóvenes peruanos con pocos recursos económicos, sociales y de oportunidades, a los que con su Fundación “ Sinfonía por el Perú”, abre una nueva perspectiva vital, familiar y social.

La primera parte se abrió con un valiente grito de amistad y de confianza en su capacidad como tenor de primera línea, interpretando la complicada aria de la Matilde di Shabran “Alma Rea”, aquella con la que se lanzó al ruedo de la ópera de Rossini, en 1996 sustituyendo al tenor que iba a cantarla en el Festival de Pésaro cuando era tan sólo un joven veinteañero, recién terminada su formación en el Instituto Curtis de Filadelfia. Desde la butaca los espectadores veíamos como su voz empezaba a lanzarse al ruedo-teatro, y él como un acróbata-tenor, en sus endiabladas melodías, llenas de coloraturas y todo tipo de adornos vocales, así al empezar.

Cogió el bólido de su voz, llena de empuje esa noche, para interpretar los duos rossinianos de Le Comte Ory, “Ah, quel respect , Madame,” con la soprano valenciana Marina Monzó y el de “ Tutto è deserto,…” de la Cenerentola con la mezzo francesa Karine Dashayes, para terminar con el acelerón que provoca siempre su interpretación de “Cessa di piu resistere del Barbero de Sevilla. Cuando se refiere a esta última pieza, Flórez suele comparar el ritmo trepidante que la voz tiene que marcar, con la conducción de un coche de carreras, que lleva acelerado todo hacia el final, y en el que el cantante se juega mucho, por la dificultad de cada compás y deja al espectador en una especie de baño de adrenalina musical.

El público del Real poco a poco iba estando cautivado por el tenor, acompañado esta noche de la Orquesta Sinfónica de la Islas Baleares dirigida por su amigo Pablo Mielgo, con el que comparte escenario algunas veces. Lo que realmente nos dejó a todos emocionados fue la conexión con Perú en directo, oyendo a los niños y jóvenes de su Fundación tocando y él cantado desde el escenario de Madrid. Sus caritas de emoción y de orgullo por su trabajo con un instrumento en las manos que se convierte en la llave para el cambio personal y familiar de miles de personas.

La música, explicaba Juan Diego, cuando se interpreta comienza su andadura dentro del alma de las personas, tiene ya por tanto su propia vida, y vamos viéndola planear sobre y dentro de nosotros, nos provoca disfrutarla viendo como coloniza nuestros sentidos, queremos compartir con todos su belleza y se convierte también en instrumento de cambio social, en personas de hondo calado humano como él.

Cuando comenzó a cantar el íntimo y profundo aria del Orfeo de Gluck “ J’ai perdu mon Eurydice”, recordé su interpretación en este mismo teatro hace ya bastantes años, y poco a poco sentí la suerte de haber estado oyendo por tantos teatros del mundo, las óperas que hoy forman parte ya de su historia personal, de las de sus oyentes también y que son desde luego, parte de la historia de la música clásica. Un cantante único que ayer nos mostró su verdadera personalidad en el escenario. Tan cercano se mostró, que terminó con una guitarra cantando canciones peruanas y boleros, haciendo que el público entonara con él algunas estrofas. Nos dejó ver su verdadera personalidad y que detrás de esta voz sublime y bellísima de tenor ligero, hay un hombre sensible y comprometido con su país, que ha querido Josecompartir con los mas desfavorecidos la oportunidad que la vida le dio a él hace años, cuando salió de su país para fraguar la carrera de un cantante que ya es sin duda un ídolo vivo del “ Bel Canto”. Ayer tras el primer acto decíamos en los corrillos del Real,… “Ah, Rossini for ever”…. , y al final tenemos que reconocer que el “ for ever “ es ya Juan Diego y su carrera llena de brillo, de “champagne” según Placido Domingo. Felicidades, maestro por veinte años de carrera,… Ah, mes amis, quel jour de fête!!!!

www.mariaangelesalvarez.es

unknown-2 juan-diego-florez-als-comte-de-ory images-1 images-2 images-3 images-5

 

 

, , , ,

SEPARANDO ESPINOS CON NAVAJAS DE MÚSICA. Antonio Colinas. Articulo Diario de Ávila

Unknown-5

Cuando leí que Antonio Colinas era el ganador del premio Reina Sofía de poesía iberoamericana, me acordé de este verso tan fantástico, y de esa afinidad que siento con su poesía muchas veces. De cómo cuando leí este poema “ las tormentas de Glenn Gloud”, supe que Antonio hablaba en un idioma vital muy cercano. Porque la poesía en su expresión es honda, contenida, castellana de raíz, pero también sugerente, rica y llena de matices, sonidos y percepciones existenciales.
Hablar de los sonidos que habitan tan cerca de nosotros que pasan de la sala de conciertos, de la música que envuelve el salón de casa y la biblioteca, las horas de espera, y los viajes en coche, a nuestra cabeza, al recuerdo y al baúl del fondo de la conciencia, es algo que impulsa a ponerlo en palabras y versos. Al menos a intentarlo.

images-2 images-1 Unknown-2

Glenn Gloud (1932-1982) fue uno de los pianistas mas brillantes no sólo de su época, sino de todos los tiempos. Era y es, porque aún podemos disfrutar de su música remasterizada, y de videos con sus actuaciones. Único y muy especial, pianista de educación cultivada desde su mas tierna infancia por su madre y profesora Florence que rápidamente vio en el niño canadiense, su talento y genio. A los cinco años ya componía obras musicales para representar en el colegio y a partir de los diez, contaba con los mejores profesores que había a su alrededor. Pero es su manera de tocar el piano, esa relación con el instrumento como si éste fuera un ser vivo que entra a formar parte del pianista durante la interpretación, imposibilitándole a hacer algo que no sea tocar, y dejar que todo fluya, lo que le convierte en único e inmortal. El profesor y virtuoso pianista chileno Alberto Guerrero lo sentó desde muy pequeño en una silla para que ejercitara y fortaleciera los brazos, y ya de ella no quiso nunca desprenderse, la vista pegada al teclado, alejando las banquetas de las salas de los conciertos. La silla de Glenn, ya pieza única de su personalidad musical mas íntima.
Le gustaba tocar en su casa de Toronto, con una taza de café sobre la cola del piano abierto, en zapatillas y bata, con las piernas cruzadas, y el fondo del jardín tras el ventanal del salón. Era brillante y especial pero casi “ autista” en su trato social, siempre intentando hablar poco, y mantenerse al margen del público que  admiraba  su modo de tocar y de la critica y el mercado musical que seguían sus pasos. Llegó a los treinta años y decidió dejar los conciertos y sólo grabar sus interpretaciones. Con Bach sentía tal afinidad que al tocar tarareaba sin poder controlarlo, golpeaba las teclas suavemente a brincos, se levantaba con la cadencia del aria de la Variaciones Goldberg en su cabeza, para volver a sentarse al piano y continuar. Sentía esa alambrada espinosa de la que habla Antonio cuando su planeo terminaba y bajaba al mundo real.

Unknown-4IMG_0500
Me impresiona aún este poema, tanto como otro tuyo que tiene a Häendel como protagonista, y en sus arias lanzas la mirada de los lectores a ver dónde se mueven sus melodías, ¿ Conocéis el lugar donde van a morir las arias de Häendel? Estaba en esos días, ya hace bastante tiempo, redescubriendo a este músico, pillada con sus arias y óperas. La interpretación de su música con instrumentos de época, el volver a oír las composiciones con el tempo que está realmente escrito, los nuevos cantantes con una visión mucho mas auténtica de la interpretación y la técnica vocal muy adelantada. Todo esto me hacía, como todavía siento que pasa, disfrutar tanto de su música, haciéndome sentir que se mueven las melodías de manera tan independiente, que realmente no sé dónde van parar.
Häendel y Bach, dos músicos barrocos alemanes, que compartieron educación musical, patronazgos, hasta de los servicios del mismo oftalmólogo al final de sus días. Vivieron en países distintos y dedicándose a tipos de música muy diferentes: la iglesia y la ópera.

IMG_0502
Me pregunto Antonio, dónde van no sólo las melodías que pululan en nuestras cabezas y que nos unen a tantas personas de todo el mundo, sino a dónde van también las palabras, los versos y sus sombras. Pueblan mundos dentro de nosotros, a veces como tu dices, reposan en los amarillos infinitos de la Castilla de nuestra mirada diaria, la que tras los cristales de casa y del coche se ensancha. Pero también pueblan el espíritu de tantas personas, abriendo como navajas , palabra a palabra, su lectura, haciendo de algunos poemarios y libros residentes de por vida en “la mesilla de al lado del sillón”. Libros como los tuyos, con melodías que se desplazan, y en su planeo nos muestran la luz, el desierto, la llanura, la pradera y la alambrada del caer de la tarde, y el espino que araña cada rincón de la conciencia, la vida y el dolor.

Publicado en el Diario de Ávila. 26 de mayo de 2016.

Unknown-7

¿Conocéis el lugar?
¿Conocéis el lugar donde van a morir
las arias de Händel?
Creo que se halla aquí, en este espacio
donde se inventa la infinitud de los amarillos;
un espacio en el centro del centro de Castilla
en el que nuestros cuerpos sanarían
para siempre
si tus ojos y mis ojos
mirasen estos páramos
con piedad absoluta
y en donde hasta el espíritu suele arrodillarse
para hacernos su ofrenda
en rosales de sangre.
En este espacio hay un fuego blanco
en el que viene a expirar la música
que nos llega de lejos, ¡de tan lejos!

¿Conocéis el lugar donde van a morir
las arias de Händel?
Está aquí, en una tierra con más cielo que tierra,
donde los ruiseñores serenan la alameda
y la alameda serena de los ruiseñores,
y con la emanación
húmeda del tomillo más nocturno,
acude un enjambre de estrellas
a venerar la última espina de Cristo.
Es el mismo lugar donde la luz
llora luz,
y la catedral de los cardos
alza su grito de silencio,
y están solas, muy solas, las vírgenes
[anunciadas
y el pueblo, amurallado y muerto,
asciende vivo sobre un horizonte de lágrimas,
no sé si como un salmo
o como una corona de piedras inciertas.

¿Conocéis el lugar donde van a morir
las arias de Händel?
Está aquí, en el centro del centro de Castilla,
donde por los linderos morados
se tensa, como un arco, la luz;
es un espacio en que la nada es todo,
y el todo es la nada,
y en el que junio joven viene por los montes,
vertiendo de su copa oro líquido.
Es un lugar en el que espacio y tiempo
sólo son una hoguera
que arde y que mantiene su combustión
gracias a nuestras vidas (quiero decir:
gracias a nuestras muertes).

La música que más amáis
aquí tiene su tumba.
es la música que, a través de la respiración
[de las espigas,
viene a morir en la luz que respiran
[nuestros pechos

 

¿Desde dónde llegaste con tu furia tan quieta?
Parecía que ibas a adormecerte encima del piano,
pero enseguida alzabas una hoguera
de llamas negras y tus largos dedos
de hielo acariciaban
el fuego de las más altas esferas.
Y cómo te arrullabas con cada arrebato,
quizá porque querías ser el niño
que no pudiste ser, o porque no sabías
que el hombre-niño que eras
llegaría muy pronto a desbordarte.

¿A dónde ibas separando espinos
con tu navaja de música?
¿A dónde ibas, de dónde venías
con la música que otros escribieron,
pero que sólo tú supiste alumbrar?
Para arrancar sonidos nunca oídos
no bastaban tus manos,
por eso con tus labios musitabas
lamentos amorosos.

A veces parecía que las manos
no te pertenecían,
pues volaban muy lejos del piano,
y la música y Bach las perseguían,
iban detrás buscando otros espacios
de secretos sonoros.
Marea de pasión contenida, llegaste
a este mundo en busca de más vida,
mas Ella te esperaba en una encrucijada
(Ella era el concierto final, el más sublime)
y en un excelso juego de adivinaciones,
para olvidar por siempre,
acariciabas cada tecla negra,
le susurrabas a las teclas blancas,
y siempre avanzabas bajo los cielos fríos
con tus tormentas de oros.

A veces, cual cantata, el cuerpo te temblaba
y tú ya no sabías si el piano
era cuna o féretro.
Los huesos te cantaban, ardías con la música
y tu cerebro era un bosque de órganos,
y de los tubos de éstos brotaban infinitos.
Pero a la vez tus dedos eran llamas,
diez llamas muy humildes que elevabas
allá, en lo más alto,
como plegaria última,
hasta llorar por siempre de alegría
lágrimas negras.

Luego, la soledad te devoró
y volviste a salir al encuentro de Ella
para alejarla, para adormecerla
como a ti te gustaba: arrullando
esa mar o esa noche del piano.
La Muerte te salía al encuentro
con sus coros y orquestas,
mas tú la combatías con ternura,
la ibas conduciendo (como si fuese uno
de aquellos animales que amaste y que te amaron)
hasta el redil oscuro donde tiene
la música su tumba.
Y pusiste de nuevo tus manos a cantar.
Y comenzó tu cuerpo como a tambalearse,
e ibas y venías del piano
sin poder resistir tu propia música.
Y tus ojos, cerrados, hacia dentro estallaron.

Ya no estás con nosotros,
mas tus manos nos llevan todavía
por ese firmamento
en que nos convertimos escuchándote.
Meteoro de luz, incandescente aún,
siempre regresas para irnos guiando
con tu estela hacia arriba;
nos vas arrebatando humanísimo
allá donde perdura
el combate ganado por tus manos;
nos dejas derrotados allá donde nosotros
deberemos librar nuestro propio combate
y ganar o perder para siempre
esa música que es la vida eterna.

 

 

, , , ,

EN PARADERO DESCONOCIDO.

EN PARADERO DESCONOCIDO. Un caso de criminología.

Leyendo a San Juan de la cruz, y reflexionando sobre la creación artística con Stefan Zweig

IMG_9989

 

Estoy estos días enfrascada en la lectura de las obras de San Juan de la Cruz siguiendo el master de la Universidad de la Mística, y a cada paso que voy dando con los versos de nuestro admirado paisano de Fontiveros, más me impresiona esa capacidad que muestra para hablar de la vida y el amor, y cómo todo lo hace de manera tan bella. Identifica al Creador con su creación en dónde le encuentra , las montañas, los prados, las ínsulas extrañas. No sabría decir si nos sobrecoge su obra por lo que describe y tan increíblemente sublime se muestra en la naturaleza que nos envuelve, o por cómo él lo cuenta, la pausa y el espacio ese que vemos entre cada palabra, la sombra tras de cada verso, la música callada tras cada estrofa. Por el proceso creativo.

IMG_9990

En 1940 Stefan Zweig mandó una carta a su primera esposa Friderike en la que recogía sus impresiones sobre la creación artística y su misterio. Al adentrarnos en las obras de arte, contaba, cuando alguna de ellas salta del anonimato del estante de la vista o el oído, al del interior y allí está con nosotros, en ese momento, sentimos una gran humildad y nos sobrecoge la impresión. Vemos que hay algunos elegidos, artistas de veras que hacen comprensible con su obra, lo que en si mismo parte de un principio incomprensible. Este proceso de la creación artística se asemeja mucho a un caso de criminología, en ambos reconstruimos dentro de nosotros, con un poema como este de San Juan, o con una sonata de Corelli, una acción cuya realización en origen no hemos presenciado. Y esto nos debe llevar a no acercarnos a estas obras sólo de manera racional, sino a dejar abierto todo nuestro sentido a la aventura que nos muestran. Lo cierto es que cuando leemos , oímos, vamos poco a poco recreando lo dicho, entendiendo a nuestro modo, somos con el autor , autores por contagio.

IMG_9993

Esto lo he visto y sobre todo lo he oído hace unos días en un concierto en el Teatro Real de Madrid, en un recital del reputado y conocido contratenor alemán Andreas Scholl, y curiosamente no en su voz, ni en su manera de interpretar la música compuesta para los castratis de los siglos XVII y XVIII. El que me ha ayudado, además de impresionarme mucho con su interpretación, fue el violinista italiano, Stefano Montanari, que apareció en escena vestido a la manera de los piratas de Caribe, y levantó ante todos una especie de poema lleno de belleza con su violín. Un nuevo Cántico, la naturaleza sobre-creada, el arte en mayúsculas, al ver que no era sólo un interprete mas, con su actuación fue co-creador de todo, sacó las piezas y sus partituras del estante oscuro, al luminoso y lleno de sonidos, melodías, trinos y apoyaturas imposibles. Cuando en la segunda parte del recital, interpretó, junto con un clave, un chelo y un laúd, la sonata op. 5 de Arcángelo Corelli,( 1653-1713) sentí, creo que con todo el público, la emoción de lo creado y compartido.Unknown

En estos días de primavera tan llenos de actos , la semana de Rubén Darío recordando su relación con Ávila por medio de su amada Francisca , las jornadas en el Palacio de Caprotti, el centenario de Cervantes, el recuerdo a Tomás Luis de Victoria, y los cursos sobre San Juan, estas reflexiones nos sitúan en otro lugar. Me planteo entonces qué papel tenemos en este proceso creativo y cómo manejamos la impresión que nos provoca un poema o una sonata de violín. En primer lugar pasa a ser ya algo propio, ya sé qué voy a escuchar cuando esté un poco alicaída y necesite un reconstituyente emocional. Oiré a Stefano y a Corelli, y leeré el Cántico. Pero ya no voy a intentar saber mas de ellos, su vida y distintas pistas de este juicio de estilo criminológico, no. Ya siento que en este segundo paso llega a mi propia lectura y audición de ello y cómo desde ese lugar recreo dentro de mi todo, sintiéndome parte creativa del proceso, dejando mi papel de acompañamiento.

IMG_9996

Dice Stefan que en este proceso creativo los artistas en un momento dado están tan en su obra, viviendo en ella, alimentándose de lo que allí viven que sentimos que andan “ fuera de si”, como indica la palabra griega ekstasis. Cierto día al llegar un amigo al estudio de Balzac que con su largo camisón blanco y su taza de café concentrado estaba escribiendo una novela, llamó a la puerta y el escritor le abrió con lágrimas en los ojos, “ ¡Qué horror! , la duquesa de Langeais ha muerto”, dijo, la protagonista de esa novela que sólo existía en su mente y en el mundo de su creación. Con lágrimas pero de emoción me imagino estos días a San Juan, viviendo en la prisión mas lúgubre de Toledo, húmeda y desolada, el mundo de la Creación por él levantada, el otero, la majada, la fuente cristalina. El proceso creativo es una especie de juicio criminológico, en el que el autor muchas veces se encuentra en paradero desconocido.

imagesIMG_9997

Articulo  en el Diario de Ávila. 28 de abril 2016.

, , , , , , , , , ,

Adónde debo ir, mientras en mi se derrumban montañas .

MEDITACIÓN EN EL CAMPO EN UN DÍA DE PRIMAVERA, con los poema de Rainer María Rilke y San Juan de la Cruz. Con la música de Schubert por ahí sonando.
IMG_9228

Adónde debo ir 

mientras en mi se derrumban montañas,

en dónde aguardaré

a que los rios desbordados,

 cuando entren en razón,

nuevamente repartan el paisaje

en serenas riveras.

¿ No es que acaso

 en tiempos de peligro

fueron enarboladas en nosotros

cosas que deberían

estarle impedidas 

a la mirada nuestra?

Paris, invierno 1913-1914.

Poemas a la noche y otras poesía póstuma y dispersa. Rainer María Rilke.

Edición Juan Andrés García Román. DVD Ediciones.

IMG_9332

Poder ir al campo, es siempre un regalo. Llegar allí con las preocupaciones, los trabajos a medio hacer, todos aquellos planes que no terminan de encajar, y dejar que sencillamente las horas y los minutos pasen así, sin hacer ruido. Entre todo ese malestar que arrastro estos días,  se encuentra el hondo dolor por las muertes de los atentados terroristas que azotan el mundo entero.

 

IMG_9157

Los fresnos estaban empezando a brotar en un color tan claro y de un verde casi amarillento, los frutales comenzaban a florecer, y sobre las praderas y vertientes aparecían un poco machacadas por las lluvias de los últimos días, las violetas, los tanacetos, y los molinillos de viento se alzaban sobre las pequeñas vertientes de los montículos de tierra. La vista  de las pequeñas flores  se fue en un momento  a las montañas, y allí se quedó, mientras sentía poco a poco  que el suelo se volvía a abrir bajo mis pies. La impresión y la belleza del momento juntas , así como de la mano. Quería parar y caer allí, no podía encontrar otro lugar adonde ir,… ” ¿ Adonde debo ir, mientras en mi se derrumban montañas?”, donde caigo de la impresión de sentir que todo esto, esta belleza sin par, el aire fresco y la lluvia sobre la cara, es para mi. Las palabras de Rilke nuevamente siento que me acompañan, y espero con él, que los ríos desbordados que por aquí veo arrastran todo a su paso, repartan el paisaje este tan hondo que nace entre nosotros aquí y ahora.

IMG_9392

Y comienzo este paseo de una peculiar manera,  cojo un libro y tras una ladera  voy a perderme un rato . En este caso además de los Poemas a la noche, meto en la mochila ” La noche oscura” de San Juan de la Cruz. Estoy en estos meses en un master en la Universidad de la Mistica, CITeS de Ávila,  leyendo y aprendiendo tantas cosas sobre San Juan,…

IMG_9342

” En una noche oscura,

con ansias en amores inflamada,

oh dichosa ventura!,

salí sin ser notada,

estado ya mi casa sosegada.

Aquesta me guiaba

mas cierto que la luz del mediodía,

a donde me esperaba

quien yo bien me sabía,

en parte donde nadie parecía.

IMG_9425 IMG_9397 IMG_9211 IMG_9209 IMG_9450

Muchas veces siento que pese a vivir en un día soleado, con todo el campo lleno de color y luz, me muevo aún como un topo, porque la mirada se centra en mi vida, los problemas, las inseguridades, los temores, los sentimientos, y soy a veces incapaz de manera personal de salir de esto. Cuantas veces camino por el campo y mientras me lleno los pulmones y el corazón de aire fresco y de belleza,  mi mente va como paseando por otra vereda aún mas  compleja y  no puede salir de su propio pensamiento. Requiere, como nos dice San Juan,  tener nuestra casa sosegada, algo en lo que muchas veces fallamos. Me encanta leer a este santo, porque siempre baja todo lo vivido a la tierra, a lo mas humano que hay en nuestra vida y a la vez en lo mas trascendente, el amor. Y hoy nos dice que  ahi está la manera de salir de esta casa interior tan llena de ruidos: el amar y tener un corazón enamorado. Pillado por la vida, por la belleza que en un paseo se nos regala, por la amistad de aquellos que oyen tus problemas y te acompañan en cada momento de incertidumbre y de alegría también.  Pillado por la familia y el hueco del sillón donde te acurrucan. Pillado por la belleza intangible que se va escapando a cada poco tras una sombra que en fuga se mueve, tras la gota de riego perdida en el envés de una hierba, en el sedum que rojo va colonizando la panza de una mole granítica de la pradera.

IMG_9509

¿ A donde debemos ir cuando vemos que las montañas se derrumban, que toda la belleza de lo natural nos moja de tal manera que sentimos el suelo abierto bajo los pies?,…  La emoción y la impresión por todo se juntan.

Dónde iremos cuando vivamos esto y el río de la existencia nos lleve no a verle ahí  pasando, sino a meternos hasta los ojos en él, a sumergirnos en todo lo creado por y para nosotros. No veremos el río, ya con él, seremos río. No veremos las montañas, fundidos en la vista, y con el corazón, enamorados de todo, seremos montañas y en la lontananza de la vista podremos avanzar junto con el cielo que dibuja cada palmo de este cuadro de nuestro interior.

IMG_9454

Rilke en este poema también vuelve la vista hacia si. Y me pregunto, qué cosas son aquellas que deberían estar prohibidas para nuestra mirada. Me paro así mirando el agua al caer,…

Nosotros formamos un cuerpo muy disperso pero lleno de interés y de sentido, llamado  ” la humanidad”. Todos distintos al nacer, ríos, desiertos, grandes urbes y suburbios llenos de basuras. De distintas religiones, credos, miedos, aspiraciones y encuentros con la divinidad teñida de nombres muy variados, numen, nube, suspiro, amor. Pero todos formamos parte de una misma materia creada, y compartimos así el impulso y la vida, el espíritu que nos envuelve y nos ata con lazos mas profundos de lo que podríamos soñar. Y si, creo que hay cosas que a todos nos están prohibidas, porque todos procedemos del mismo jardín.

Prohibido matar así rotundamente gritado al viento, matar conciencias, dignidades, mentes y personas. Prohibido dejar desangrarse a los pueblos, a las madres encintas, a los niños prisioneros del odio y la pobreza, los jóvenes y todo su vigor,  a cada ser que este jardín ha creado para cada uno de nosotros, con el fin de que sintamos toda la belleza y en ella caigamos de impresión. ¿A donde iré cuando siento profundamente que  esto es así, y veo las montañas derrumbarse por mi ?

IMG_9466

La tarde estaba al fin soleada. La luz entre las nubes iba filtrado un camino que las matas remarcaban al pasar dejando mis huellas sobre los charcos. La huerta se bañaba de agua de lluvia y de la luz mas limpia que jamás pude ni soñar. Las montañas bajaron desde lo lejos del puerto del Pico y allí parecían estar, y el suelo se abría entre nosotros. Sentía como dice el santo, que me esperaba aquello, que ese momento estaba siendo dibujado con lluvia y con luz para mi.  Con un deseo me movía, quería tener siempre el corazón enamorado, y sentirme parte de aquella tierra y en ella sentir cómo mejoraba cada parte de mi, arando, puliendo todo en agua encharcada, y en luz regalada con tanto cuidado. Corazón para mirar lo que se me regala, lo que a todos nos regala la vida en la naturaleza, para vivir agradecida por todo, y para salir del chapuzón de la tristeza esa que como gusanos de seda fabricamos con nuestros pensamientos tan confusos y enrevesados.

IMG_9415

Y desde entonces siento que todo es para mi. Y he adoptado una especie de grito interno como esos que lanzan los pueblos primitivos al celebrar sus cosas al sol,… gris no,…. verde , amarillo, rojo lleno de pasión,…¿ A dónde debo ir mientras en mi se derrumban montañas? ,… ya no es un grito de lamento, ni tan siquiera de emoción es un grito que me recuerda lo vivido, y que marca ese camino lleno de charcos por donde a las montañas de mi vida, cuando las vea aparecer, debo ir. Cuando sienta como hoy, que los ríos reparten el paisaje en la riveras de mi interior.

! Oh dichosa ventura

salí sin ser notada

estando ya mi casa sosegada!

 

IMG_9504

En estos días, mientras me reponía de todo, he tenido la suerte de poder oír un maravilloso recital de piano a cuatro manos a cargo de los  virtuosos pianistas del Iberian Klavier Duo, Manuel Tévar y Laura Sierra, y os dejo esta Fantasia de Schubert F menor, op. 103.  Delicado y a la vez tan enérgico, a conjunto con todo lo vivido por aquí.Tan jóvenes y llenos de talento, vitalidad y ternura. Gracias, amigos.

images-3

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=igCpE5xDL7g&w=560&h=315]

 

, , , , , ,

¿POR QUÉ NOS DISTE LAS PROFUNDAS MIRADAS?

Imagen 15

Hay veces que sentimos que todo se junta, que cosas y situaciones que son de diferente naturaleza y sentido, parecen escritas dentro de un mismo pentagrama, dentro de un mismo párrafo. Y vamos como resbalando de una cosa a otra, sintiendo que estamos dentro de todo, y que la música mas que sonar para nosotros, la creamos nosotros y en ella habitamos también.

Imagen 11

Estaba el otro día leyendo un poemario de Goethe, autor al que muchas veces recurro como bálsamo. Es como abrir su casa, y pasar mas que al s.XVIII con todo lo que esto supone desde fuera de alejamiento, de mundo y vida ya pasado, diríamos también desfasado, a una estancia muy confortable. Porque al ir recitando sus versos, lentamente paseando por sus palabras y paisajes, entramos en lo auténtico del hombre que vive y se revuelve con cada acontecimiento, sufre, se enamora bañándose en su propio sentimiento y deambulando por él ya para mucho tiempo. Se plantea el devenir, el sentido de cada cosa y de la vida, la belleza que detrás de las palabras se esconde, lo sutil, delicado y bello de los seres que conocemos, y amamos y nos reconfortan. Y llegué a este poema, ” ¿Por qué nos diste las profundas miradas?”, sentí que allí me iba a quedar por un largo rato. Ah,… me quedé, y aun estoy, enganchada con todo,” por qué nos diste destino, sentimientos para vernos mutuamente en el corazón,…?

POR QUÉ NOS DISTE LAS PROFUNDAS MIRADAS,

nuestro futuro contemplar recriminando,

nuestro amor, sin confianza bienaventurada

nuestra felicidad terrena imaginando?

¿Por qué nos diste, destino, sentimientos

para vernos mutuamente en el corazón,

y por todos los mas extraños movimientos

poder espiar nuestra verdadera relación?

Tu conocías cada rasgo de mi ser

espiabas cómo suena el nervio mas vital,

con una mirada sola me podías leer,

al que tan difícil penetra un ojo mortal.

Goteabas templanza en la flor ardiente,

enderezaste el salvaje correr extraviado

y en tus brazos de ángel nuevamente

se reponía el pecho destrozado.

Tal fino encanto a él quedaste unida

y lo ilusionaste mas de un solo día.

Su corazón junto a tu corazón hincharse

sentía y ante tus ojos complaciente,

todos los sentidos suyos aclararse

y apaciguar su sangre hirviente.

 

Imagen 22

La tarde estaba fría. Enero no conseguía desprenderse de la niebla de cada mañana, y el jardín de casa estaba precioso todo bañado de niebla y de hielo tras las sombras de los arbustos. La casa de Goethe debía de tener jardines así, llenos de gorros de niebla en los que disfrutar viendo como cada palabra en ellos se tumba como en una nube, a descansar. Porque de todo esto va este poema, del amor. Sentimos muchas veces la deriva que ataca nuestra vida, la zozobra por lo que somos, sentimos y por la maraña de problemas que caen sobre nuestra almohada cada noche. Vivimos como dice Goethe, insensibles a la niebla, y su belleza, al amor y su mirada. Vivimos de manera simplista cada día, no yendo un poco mas allá de cada cosa, no dejando abierta la puerta a lo imprevisible que del jardín llega, no sintiendo que pueda entrar por allí niebla que nos inunde y nos haga vivir juntos ya para siempre.

IMG_6856

La casa Goethe, está ya caldeada, y nosotros ,…nos está la mutua dicha rehusada de amarnos sin entendernos, ver en el otro lo que nunca fue, siempre de nuevo perseguir un feliz sueño,y en peligro de sueño vacilar también. De vivir sin conocernos, de no sentarnos juntos en el salón de casa, de vivir tras los cristales llenos de niebla y de desconfianza. La música comenzó a sonar. No sé muy bien como ocurren estas cosas, como sientes que esa es la música de ese poema y de ese momento, la música de la niebla y del mirarse con profundas miradas. El nocturno de Grieg, Lyriche Stücke, op. 54. Comenzó a sonar,… do,.. do….do,….

Imagen 18

Igual que abrí las puertas de casa a la niebla y me fui al jardín recogiendo aquello que veía relumbrar, para disfrutar de su belleza al abrigo del frío, ramitas de durillo, escaramujos de rosal, manzanitas enanas, ramas de tejo con gotitas de agua aun congeladas, ramas  brotando de la salguera del rincón, igual abrí mis sentidos al momento, y quise fundirme en él. Ya no quería sólo recoger ramitas, sólo leer versos maravillosos. No, no quería escuchar sentada  en el sillón la música sino entrar en todo yo de manera personal. Con una sola mirada me podías leer, me decía el momento que por allí pasaba,… con una sola mirada,…

Siguiendo a Goethe, me dije, ¿por qué no?,… por qué no avanzar por ahí viéndome en los ojos, en los suyos  y recreando toda mi vida desde ahí.  ” Tu conocías,… dije,… cada rasgo de mi ser, espiabas cómo suena el nervio mas vital, con una mirada sola me podías leer, al que tan dificil penetra un ojo  mortal” Y quise penetrar en esto, entrar en casa y descansar. Para penetrar en algo, hay que ser en esto activo y no pasivo. De nada sirve coger flores y ramas y usarlas sólo para decorar un lugar por muy especial y único que sea. Hay que verlas de otro modo si queremos entrar a esa casa. Tenemos que verlas como un regalo personal que nos abren las puertas de nuestro propio ser, de nuestra vida, de todo lo relacionado con la historia esa que a gatas sobre los días pasamos. Nacido y florecido para mi disfrute personal, y que me permite verme, me permite encontrarme aunque haya niebla y a veces su gorro me haga sentir triste. Con una sola mirada,…  

Resbalé por los versos, sintiendo que eran míos y que iban también dirigidos a mi, porque en la mirada esa creadora de todo, yo me  encuentro. Miré cada rama como propia y vi el paisaje que detrás llevaban, mi vida y su construcción y su predicamento que me abría perspectivas en el futuro, al sentir que o vivo  de veras o mi vida será siempre desierto y  desazón lejos de nieblas, de humedad y de amor. Y sólo me quedaba seguir en esto  recreando la música de Grieg para poder sentir que mas que oyente pasivo, era, torpemente desde luego, la tensión al pulsar cada tecla, sintiendo la música y cómo cada sonido aparecía y se fundía con los demás de manera tan excitante como real. Sentada al piano y con la digitacion y ayuda de mi profesor Fernando, comencé a tocar una pieza que ya sé que siempre va a estar en mi biblioteca, en mi repertorio como si de un concertista se tratara, en mi propio corazón. La casa de Goethe se levanta, con flores la llenamos de vida, la música reproduce la belleza de la niebla, y las palabras abren las puertas de todo.

La belleza que  creamos,

poseedores, propietarios de profundas miradas también,

mas que lectores, poetas,

mas que recolectores, floristas,

mas que oyentes, concertistas, pianistas del alma,

músicos que pulen cada día el suelo del salón.

 

Y en todo esto sigo a Goethe, en el ardor por vivir, por sentirse mirado y mirar, por ser flor emocionada, por correr siempre dejando con valentía trotar nuestro corazón.

Sentirnos mirados, y mirar.

Sentirnos descritos en un texto y escribir también lo que dentro de casa se vive.

Sentirnos amados y flores ardientes, y amar así también dejando la vida triste y monótona que tantas veces dibujamos.

Sentir la música, y en cada sonido vivir, arrancando del alma su pulso y su profundo ritmo y armonía vital.

Lanzarnos a todo esto, y al menos siempre intentarlo, al recibir belleza, luz, consuelo y el largo crepúsculo que nos circuncida, 

Imagen 13

Goteabas templanza en la flor ardiente, enderezaste el salvaje correr extraviado y en tus brazos de ángel se reponía el pecho destrozado.

Os dejo este precioso nocturno interpretado por la gran pianista  Alicia de Larrocha.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=UjCoXo8kb1g&w=420&h=315]

 

 

 

 

, , , , ,

SI VAS A EMPRENDER EL VIAJE,… TE DESEO UNA FELIZ NAVIDAD.

MEDITACION NAVIDEÑA CON UNA MARIQUITA QUE APARECIÓ EN EL TALLER , UN PORTAL DE BELÉN DE FLORES, Y EL POEMA DE KAVAFIS “ITACA”.

IMG_5772

Estaba el otro día en un taller de flores de navidad con un dolor de cabeza tremendo,… del tamaño de un gorro de Papá Noel. Las alumnas realizaban sus trabajos cogiendo ramitas de abeto y de mahonias, acebos, y piñas,  y de repente apareció una mariquita sobre una gerbera roja de un arreglo. Parece que a pesar de la niebla esa que ataca con la jaqueca, yo seguía como embobada cada movimiento, cómo subía y bajaba de las margaritas, cómo se resbalaba en la piel brillante de las manzanas, cómo abría un poco las alas sobre su caparazón de Caperucita roja.

Era una escena tan navideña, y realmente no sabía muy bien porqué. No sólo era por el color rojo, y por todas las ramas de piña, y los elementos que por su forma y olor, por lo pringoso de su resina, y lo aromático del musgo. Era navideño sobre todo el espíritu viajero de la mariquita que deambulaba por allí. Y descubrí algo nuevo de la navidad en un momento, que mas que centrarse en un lugar concreto, allí en un Portal, en Belén bajo la mirada de María, de los pastores, de la dulce caricia de José, mas que todo esto, la navidad es algo dinámico, un viaje, … un paseo que nos muestra algo mas de nosotros mismos, del invierno que tiene a la primavera pisándole los talones, del musgo que florecerá y será alimento y protección allí tras la ventana de mi mirada, en aquel sendero que aparece tras las palabras.

IMG_5794

Al llegar a casa y relajarme un poco sintiendo que podía quitarme por un rato el gorro- jaqueca que tanto me pesaba, cogí un poemario. Y no uno cualquiera, me fui a buscar un poema que seguía hablando de este viaje mágico de hacía unas horas, y emprendí el vuelo hacia Kavafis y su mítico poema ” Itaca”. Y nunca antes lo había visto tan navideño,… Nunca se me ocurrió cambiar el nombre de Ítaca, y ponerle el de Belén, el de Gredos, el de Navadijos, el de la Sierra de Ávila, el del Valle Amblés, el de las orillas del embalse de Las Cogotas, el del camino verde de Guimorcondo. Lugares todos que se convertían por momentos en christmas , en imágenes navideñas de cuento.

Itaca. Kavafis
Si vas a emprender el viaje hacia Itaca
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencia, en conocimiento.
A Lestrigones y a Cíclopes,
o al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento y limpia
la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.
A Lestrigones ni a Cíclopes,
ni al fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no es tu alma quien ante ti los pone.

Pide que tu camino sea largo.
Que numerosas sean las mañanas de verano
en que con placer, felizmente
arribes a bahías nunca vistas;
detente en loa emporios de Fenicia
y adquiere hermosas mercancías,
madreperlas y coral, y ámbar y ébano,
perfúmenes deliciosos y diversos,
cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;
visita muchas ciudades de Egipto
y con avidez aprende de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
Mas no apresures el viaje.
Mejor que se extienda largos años;
y en tu vejez arribes a la isla
con cuanto hayas ganado en el camino,
sin esperar que Itaca te enriquezca.
Itaca te regaló un hermoso viaje.
Sin ella el camino no hubieras emprendido.
Mas ninguna otra cosa puede darte.
Aunque pobre la encuentres, no te engañará Itaca.
Rico en saber y vida, como has vuelto,
comprendes ya qué significan las Itacas.
(Constantino Kavafis, 1863-1933, Poesías completas, XXXII)

IMG_5879

Así siento que mas allá de las palabras existe un mundo fascinante, único y lleno de mi misma. Y que toda la magia de la navidad, la auténtica , se empolva como un polvorón en ella. Palabras que tenemos que dejarlas que se posen y que nos permitan, cuando ellas quieran, que viajemos a los paisajes que nos muestran. El nacimiento de un nuevo ser, la puerta abierta para un viaje personal. Una mujer, una Virgen de nombre María que emprendió esta aventura tras las palabras, que aprendió a ser madre mientras en su seno sentía que el camino con su paisaje lleno de belleza se abría ya para siempre.

Cuando el taller estaba terminando y recogíamos todas las cosas, quise seguir con la mariquita de la navidad. Cogí la flor mas olorosa, bella, robusta y tierna para que fuera mi San José, y un jacinto en un momento abrazó con tanto cariño al tulipán blanco que elegí como María. Sentí que se querían, que la familia de Belén se asentaba sobre este cariño y que el viaje que emprendía María, era también el de José. Ese era el verdadero Portal y el camino que tras las palabras aparece, era Ítaca también. Si vas a emprender el viaje hacia Itaca, si ya te decides a caminar,…pide que tu camino sea largo,rico en experiencia, en conocimiento.

Lo que mas me impresionaba de este poema desde que lo leí hace ya bastante tiempo, y por lo que me lancé a él el otro día, es esa idea brillante y poética de pedir que el camino sea largo. Justo unas horas antes compraba un libro y la librera me recomendaba otro del mismo autor que era un resumen del grueso volumen que iba a comprar. Y le expliqué como pude que me encantan los libros así grandes, que hay algunos que no quiero que terminen nunca. Pido de veras, Kavafis  que mi camino sea largo. Que numerosas sean las mañanas de veranoen que con placer, felizmente  arribe a bahías nunca vistas; Hermosas mercancías, como el recuerdo tierno de las navidades de la infancia tan llenas de emoción, madreperlas, coral,… ámbar, oro, incienso y mirra en las cargas de los Reyes Magos.Las mañanas con mis hijos abriendo regalos, las noches de Reyes y su roscón dulce.

Un camino en el que al ser tan largo, visitaré muchos sitios, y como sobre ellos me arrastraré como este insecto navideño, lameré el suelo, habitaré en el barro, me hundiré en mi miseria, naufragaré en charcos de melancolía, estaré al borde del precipicio casi todos los días, pero como viajo y vivo, iré aprendiendo y las arrugas y grietas de todo ya se quedarán como parte de mi botín, como mi propio patrimonio personal. Mientras viajo, y mientras pido que este viaje sea muy, muy largo,…

Cogí una pequeña margarita para en una identificación rápida, fuera ese Niño pequeño que va a nacer estos días. Tierna, suave, y reflejando toda la luz que de las paredes del taller de las flores que es un invernadero, se colaba.Y sobre una pequeña rodaja de abedul  se recostó, en una cuna improvisada y casi de ” campaña”, justo lo que necesita un ser viajero como el que está por llegar, aquel que fue por tantos caminos siguiendo el paisaje de las palabras que oía en su corazón y que como Pulgarcito, iba dejando también palabras, las suyas, aquellas que decía desde su vida y su experiencia en el viaje del corazón.

IMG_5832

Ten siempre a Itaca en la memoria. Llegar allí es tu meta. Mas no apresures el viaje. Mejor que se extienda largos años.

Y creo que esto es la navidad. Tener en la memoria y saber por tanto donde está el punto ese del infinito al que nos dirigimos, dónde está la primavera, dónde está la transformación de nuestro mundo y en ello la creación de este Reino, aquello que seguía este Niño que tan pequeño como una margarita, sobre el mundo de nuestro corazón se tiende, en una rodajita de nosotros mismos, dentro , muy dentro,…

Una historia navideña, una mariquita sobre las flores, una manzana llena de nieve, el portal con una pareja joven que espera con la mochila rellena y la tienda de campaña a que nazca un bebé en medio del camino,… Si, Itaca , Belén nos regala un hermoso viaje.

FELIZ NAVIDAD !!

 

IMG_5882

Os dejo esta maravillosa música navideña, de  Nigel Hess, con el virtuoso pianista Lang Lang. Felices fiestas, amigos !!!!

, , , ,

Canto de la tierra. Despertad,…

Meditación en una tarde de otoño,  viajando con la música de Bach BWV 140, y los poemas de Walt Whitman ” Canto de la tierra rodante”.

IMG_0488

Hay días y semanas que parece que no salen de su propia tristeza. Parece que tiñen de tono melancólico cada pequeño acto y situación y tienes esa sensación de ser una pequeña flor a la deriva de un mar que te hunde. Y esta situación te moja y arrastra al fondo mas aún cuando sientes que ese mar lo estás tu hilando. Si,… hilando como aquella Penelope, que día y noche estaba sentada a la rueca, pensamientos, sentimientos, ansiedades, inseguridades,  el hilo del pensamiento que se va enredando sobre todo, creando este mar de aguas oscuras.

IMG_0467

Y la maraña del mar se juntó aquella tarde con lo apretado de mis compromisos laborales y familiares, y después de comer cogí el coche. Mientras avanzaba por la carretera disfrutaba de la tarde allí pintada de tanto color, y el hilo de mi pensamiento marino iba poco a poco diluyéndose como un azucarillo en un vaso de luz, de belleza, aire fresco, y suave brisa sobre las nubes que parecían abrirse , dejando que de los pliegues de su capa, salieran los rayos del sol que chupaban la carretera, el coche, los chopos de la cuneta, las laderas de las montañas, las vacas que pastaban ramoneando, los caballos en la sombra de las casa,… y a mi que me sentía como en un espiral subiendo del fondo del mar  a marchas forzadas. Y al fondo como surgiendo del asfalto repetía una y otra vez la cantata BWV 140 de  Bach su delicada melodía tan llena de belleza,… “Wachet auf, ruft uns die Stimme ” Despertad nos llama la voz, la voz del amor.

IMG_3652

IMG_3657

De las rocas de la laderas manaba agua que arrastraba a su paso la lengua de luz que por allí se resbalaba. Los hilos de la luz parecían estirarse cayendo de ladera en ladera, deshaciendo el ovillo apretado de mi tristeza, y sentía que sobre ellos podía disfrutar de aquel momento, como si el mar no existiera. Despierta,…. me decía, nos llama.

IMG_3663

IMG_3662

IMG_3669

IMG_3680

¡ Quien quiera que seas!, el movimiento y la reflexión son para ti

El navío divino surca el divino mar por ti.

¡ Quien quiera que seas!, eres hombre o la mujer por quien la tierra es sólida y líquida,

Eres el hombre o la mujer por quienes el sol y la luna están suspendidos en el firmamento,

Para nadie mas que para ti son el presente y el pasado,

Para nadie mas que para ti es la inmortalidad.IMG_3786

images

images images images

Walt Whitman, es como mi farmacia de guardia. A él recurro tantas veces,… oh Walt !!  me gustaría que por leer tus poemas pudiera ir por la vida un poco como tu, con el corazón vehemente, arriesgado, con una pasión por la naturaleza que se abaja también al suelo, a las piñas, los castores, y las ballenas; se abaja a los hombres y mujeres con los que siempre quieres compartir una manta en una noche oscura llena de estrellas, dentro de una cabaña de maderas recién talladas. Amor, pasión y la necesidad de que sea todo cercano. Necesito decir que me gustas, y necesito compartir contigo esa manta, y construir juntos este reino. Y nuevamente las palabras de Walt actúan como bálsamo, y van en la misma linea de lo vivido sobre la carretera.  Soy la mujer por la que la tierra es sólida y es liquida: árbol llameante de luz otoñal y ola de mar.  Esa sensación de que todo se pinta para mí y que mas que estar ahí y ser yo quien lo puede ver, soy en mis ojos, mi espíritu y alma, el pincel de todo, la creación con toda su belleza, se me regala en un paseo como este, aunque no pueda ni parar, ni detenerme un momento en una cuneta a contemplar. Se crea para mí, lo disfruto y me dice tanto, palabras vivas llenas,… llenas de mi, de mi  propia vida, vivencia, incluso de mi propio mar. Si,…  sientes que el presente y el pasado juegan al corro en el patio del colegio con el futuro, y la eternidad parece como un punto allí sobre todo, tan lineal y último como mi pensamiento y mi suspiro. ” Para nadie mas que para mi es la inmortalidad”,… gracias Walt.

IMG_3717

IMG_3716

IMG_3684

IMG_3682

Cada hombre para si y cada mujer para si, es la palabra del pasado y del presente, y la palabra verdadera es la inmortalidad;

Nadie puede adquirir por otro_ nadie.

Nadie puede desarrollarse por otro_nadie.

La canción es para el cantor, y vuelve a él,

La enseñanza es para el maestro, y vuelve a él,

El asesinato es para el asesino, y vuelve a él,

El hurto es para el ladrón, y vuelve a él,

El amor es para el amante, y vuelve a él,

El don es para el donador, y vuelve a él infaliblemente,

El discurso es para el orador, la representación es para el actor y la actriz, no para el auditorio,

images-1

Salí de aquel viaje con una mezcla de piedras en la mochila de mi interior: unas de agua mas o menos turbia, otras de hilos que se convertían en la mirada en conquistadores del universo, otras piedras estaban anidadas como germinadas de luz, de vida, de sombras de mi misma y de las hojas doradas de los chopos del camino. Quise que como dice Walt, mi vida diaria sea mía y vuelva a mi levantándose del mar de mis pensamientos,  que mi deseo de estar cerca de mi familia y amigos vuelva y la cabaña de maderas se levante y llegue a ser una casa que nos cobije, mi verdadera misión, mi vida.  Que sienta que cuando pinto soy yo la que  me mancho, que las palabras tienen sentido en esta espiral tan honda que sale de lo natural, la belleza de lo creado que aquí se me regala esta tarde de otoño. Y me lanza hacia arriba, para mirar y vivir en la luz de todo lo creado para mi.

IMG_0094

Y todo parece cambiar, soy yo la que conoce el fondo de mi mochila, y si rebusco con el corazón vehemente de Walt, con su pasión y empuje, encontraré que ese mar tempestuoso que me ahoga, es mío y también sólo para mí, que pesa tanto y con tanta belleza como el sol, como las rayas de la luz sobre el firmamento con los aviones pasando rasantes, como las hojas que en nervaduras sutiles se hacen evanescentes al borde de la carretera, encharcadas en agua turbia, pero transformándose día a día en el bordado mas sutil y delicado que podamos soñar.

No hay hombre alguno que comprenda otra grandeza ni bondad que las suyas, o el índice de las suyas.

Wath Whitmann Canto de la tierra rodante. “A song of the rolling earth”.

FullSizeRender

images

Los días continúan avanzando, las palabras de lo vivido se levantan como los chopos, verticales y llenas de verdad. Aprendo el secreto y oculto mensaje que detrás de cada letra se esconde, me armo de la rueca y sigo en esto a Penélope, pero mi labor ahora me lanza hacia arriba, y construyo sobre todo la cabaña para invitar a compartir la vida y el amor . Y con mi rueca imaginada, levanto la manta para cobijarme y calentar a tantos, construyendo con ello la cabaña acogedora  de Walt, para vivir contigo levantando cada palabra del corazón.

IMG_0467

El amor es para el amante y vuelve a él,

la palabra es para el que la vive, y vuelve a él

el mar es para el navío aquel que lo cruza, eterno y azul,

la mochila para el que la llena, el agua que lame,

El sol para las laderas que lo lanzan, el aire

y la luz para el que liba la vida, el fondo del corazón.

La tierra es por mi sólida y como guijarro rueda,

Y es líquida, y este mar y su manantial, son mios y  sólo para mí.

IMG_0488

FullSizeRender

 

Esta cantata BWV 140, Bach la compuso en 1731 para el vigesimo septimo domingo después de la Trinidad, el libreto se centra en el amor y en el Cantar de los Cantares, así como en el evangelio de San Mateo, 25, 1-13, en el que nos cuenta que el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que cogieron sus lámparas y fueron a esperar a su esposo. ! Aquí llega el esposo, salid a recibirle !

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=JCULWK4tNuc&w=560&h=315]

, , , , ,

Infinito y misterio

Vacaciones en el campo. Vida natural, poesía y la música de Bach en sus cantatas.

LA PALABRA INFINITO, es infinita.IMG_0781

Este verano he llegado a las vacaciones tan cansada, vivir un poco en la naturaleza y volver a la vida sencilla del campo sabía que me iba a ayudar mucho.  Coger la ropa que me entra en el cajón de la cómoda, la pila de libros que para estos días de descanso amontono durante meses, gata, perro y conejita. Y la familia se transforma por horas en lo que realmente es, sin mas entretenimiento que oír la garganta caer entre las rocas, y ver cómo van la huertas llenándose por momentos.

IMG_0832 IMG_0786IMG_0833IMG_9697

Y cojo el poemario de Ida Vitale, sabiendo de antemano que me va ayudar un montón a desconectar con todo, llevándome a ese lugar tan mágico que crean las palabras , creado dentro de nuestro corazón. Sabía Ida que me ibas a entender,… ah!!! Si, la palabra infinito es infinita,…. infinitaaaaa, y la palabra misterio,… es  tan misteriosa. Muy, muy misteriosa.

IMG_0908 IMG_0910 IMG_0909

La palabra infinito es infinita,

la palabra misterio es misteriosa,

ambas son infinitas, misteriosas.

Sílaba a sílaba intentas convocarlas

sin que una luz anuncie su dominio,

una sombra señale a qué distancias de ellas

está la opacidad en que te mueves.

Van a algún punto del resplandor y anidan,

cuando las dejas libres en el aire,

esperando que un ala inexplicable

te lleve hasta su vuelo.

¿ Es mas que su sabor el gusto de la vida?

IMG_9196

La vista parece que mas que perderse en el horizonte que las montañas recortan como con tijeras sobre el cielo, las traspasa y rueda sin parar desde nosotros que atónitos nos disponemos hasta el infinito que sentimos que vive por ahí. Las palabras a veces producen estas cosas dentro de nosotros, porque no sabemos cómo somos capaces de entender mas allá de lo que cuentan. Que hay infinito, en sílabas descompuesto, y que golpe a golpe, ola a ola, aire a aire hacia allí nos lleva. Misterio y realidad, que envuelven la mirada que tras la luz fugada entre los árboles, se recrea.Y es cierto, Ida, que sientes que la luz esa que todo lo baña, dando vida y belleza a lo contemplado, se concentra en puntos y que en ellos anida, como anida el amor, el cariño y la amistad. Cuando sientes que flotan libres, como mariposas todas de luz transmutadas que extienden sus alas sobre el momento trufando todo con su olor tan invisiblemente sutil: el olor que parece que tiene el poso de lo infinito que se pierde tras la mirada. Una ala inexplicable, pero tan real como ese aire que envuelve los hombros al caer la tarde cerca de la garganta, allí donde mora la paz y el sosiego.

IMG_0113 IMG_0107

El infinito se reflejaba en la superficie del agua brillando y misteriosamente de allí volando hacia arriba, mientras un mundo oculto y tan profundo como un mar insondable, aparecía reflejado por debajo de todo. Nuevas hojas de aliso mas verdes y crujientes que las de los árboles que sobre el agua se miraban, las rocas del fondo a la mirada se elevaban, las pulgas acuáticas parecían patinar en ondas tan profundas como el eco de la voz, infinitoooo, infinitoooo moviendo  el agua sobre la superficie.

IMG_0079 IMG_0010

Comencé el verano persiguiendo un libro, el único que tras perder en una maleta en un vuelo, tuve que comprar dos veces, ” la música en el castillo del cielo”, una biografía impresionante del músico Johann Sebastian Bach en la que su autor Sir Eliot Gardiner, director, interprete y estudioso de la música barroca, retrata al autor no sólo con palabras, basándose en lo poco que sobre él en vida se dijo, sin cartas ni memorias escritas por él, sino con su propia música. Imaginación, alegría, belleza, hondura, precisión expresiva, libertad compositiva, algo que todos los amantes de las cantatas de Bach ya sabíamos y por lo que a cada audición mas le admiramos. Oyendo un montón de Cantatas que se perdían a veces entre el ruido de la garganta, intentaba encontrar aquella que reflejara todo lo que estos días vivía, la paz y la alegría del campo, y esa sensación de regalo de vida que recibes a cada paso y que te hace estar todo el día con esa deuda vital.  Te fundes con un grito  infinito y misterioso del fondo de tu garganta .  Cantando muy alto, dando las gracias por todo lo que se nos regala en unos días en el campo.

IMG_9522 IMG_9504

Y apareció la Cantata 117, como esa luz de la que hablamos parece que se rayó en mí que la oía muchas mas veces de las que ponía el reproductor. Sin saber qué decía, yo sabía que aquello, la música esa casaba con todo lo vivido , visto y sentido. Sólo la música, alegre, para danzar con ella, llenaba el momento de la paz y la armonía que con todo encajaba muy bien. Y cuando supe la traducción del libreto, me di cuenta que lo que dice Eliot es verdad: con la música podemos contar cosas sublimes, retratar personas, sentimientos y estados de nuestro día a día. Con músicas maestras como esta de Johann.

Una cantata que no se sabe para qué la compuso  sobre el 1730, escrita  para un himno de Johann Jakob Schütz que solía cantarse  como acción de gracias. Su carácter tan alegre, gracias a la orquesta y el coro en estilo concertante, con flautas y oboes d’amore, dan colorido, como pintando los sonidos de este bosque. En este movimiento, las flautas parecen jugar y danzar con la voz del contratenor.  Y con la nuestra que al oírlo, tiene ganas de cantar también.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=QCaJdllP-GU&w=560&h=315]

Cantata 117

 Ich will dich all mein Leben lang,


O Gott, von nun an ehren;
Man soll,

o Gott, den Lobgesang
An allen Orten hören.


Mein ganzes Herz ermuntre sich,


Mein Geist und Leib erfreue sich.


Gebt unserm Gott die Ehre!

 

Te glorificaré, oh Dios,

en adelante, toda mi vida;

el canto de alabanza, oh Dios,

por doquier deberá oírse.

Mi corazón se regocija,

Se alegran mi espíritu y mi cuerpo.

¡ Dad gloria a nuestro Dios!

IMG_0760 IMG_0756  IMG_0863 IMG_0848
IMG_0904

Un canto de alabanza en medio del verano, por poder descansar de verdad. Rodando, minuto a minuto en la panza redonda del infinito ese que rodando nos lleva. Como un melocotón con su piel de terciopelo, frente al monte que se pierde. Alegría al recolectar, al formar grupitos sobre el huerto, al colocarlos en las cestas de las casillas, en las mesas de la comida. La misteriosa e infinita alegría de compartir, de procesar en botes de mermeladas, para poder tomar al caer la tarde un té caliente y cargadito con una rebanada de pan , dando gracias por tanto bien.

IMG_0761

Silaba a sílaba intento convocarlas, rodeada de una luz que anuncia su dominio.

Grito sobre los montes: Infinitooooo,… infinitooooo

Y una voz parece que como un eco me responde: misterioso,…. es misterioso  pero real porque así lo vives.

Ah !!! la vida en el campo.

IMG_9492 IMG_9491 IMG_0950 IMG_0953 IMG_0937

¿ Es mas que su sabor el gusto por la vida? ,… creo Ida que la luz que se desprende de cada árbol, en cada paseo tranquilo que das por el campo, te da ese sabor y crea en ti para siempre ese gusto.

Mi corazón de regocija,… canto con la cantata, y mis pies quieren sobre todo bailar un rato.

IMG_0354

, , , , ,

LLAMADA VIVA, … quedarse al margen.

IMG_6436Imagen

Meditación bajo un árbol al borde de un arroyo, con las palabras de Ida Vitale en su poema ” Llamada viva”, y el aria  “Tu del cielo ministro electo” del oratorio de Haendel ” el triunfo del tiempo y del desengaño”, en la interpretación de  la soprano Natalie Dessay.

IMG_6448

IMG_6430

Al comenzar a leer el poemario de Ida Vitale  ” Reducción del infinito”, me ocurrió algo que nunca antes me había sucedido con un nuevo libro, mientras avanzaba por las palabras y versos de  ” Llamada viva” supe que  ya de allí no quería moverme, al menos en unos días. Palabras y versos llenos de belleza interior y pureza  formal, desprovistos de toda ornamentación que se ciñen a lo que quiere decir, dejando que eso sea el protagonista de todo, sin adjetivos superpuestos, sin metáforas demasiado coloridas. Versos que parecen moverse como si fueran haikus  japoneses y que puedes leerlos de manera individual, como formando con cada uno un piso de vegetación entorno  al   árbol que es el poema en su conjunto. Pero que si los lees juntos, haciendo alianzas entre ellos, tendiendo lianas y ramas, resultan deslumbrantes, dando poco a poco las pincelas de esta llamada que en la lectura se vuelve como dice Ida,viva. Un árbol centenario al borde de un arroyo de montaña.

IMG_6435 IMG_6436

Hay siempre una imagen que parece que te agarra tirando de ti en esta escalada, en este caso el primer verso ” PONERSE  al margen”, realmente viene muy bien casado y rimado con mi propia vivencia estos día. !Oh, si,… qué descanso,… ponerse un poco al margen! Durante días vengo con este verso dandole vueltas, y con flores en el campo he ido poco a poco meditando sobre él. Volver a uno mismo, al margen y allí ver cómo va pasando el tiempo acompasado. Como a veces se para como el reflejo en el arroyo cuando se remansa, y como otras muchas veces te arroya con el ritmo vital ese que galopa sobre los días y los envuelve. PONERSE al margen,…

IMG_6462

PONERSE al margen

asistir a un pan

cantar un himno

IMG_6460

Menoscabarse en vano

abrogar voluntades

refrendar cataclismos

IMG_6475 IMG_6479

Acompañar la soledad

no negarse a las quimeras

remansarse en el tornado

IMG_6467 IMG_6466

Ir de lo ceñido a lo vasto

desde lo opaco a la centella

de comisión al sueño libre

IMG_6419

Ofrecerse a lo parco del día

si morir una hora tras otra

volver a comenzar cada noche

IMG_7315

Volar de lo distinto a lo idéntico

admirar miradores y sótanos

infligirse penarse concernirse

IMG_7326

Estar en busca de alma diferida

preparar un milagro entre la sombra

y llamar vida a lo que sabe a muerte.

IMG_7310

IDA VITALE ” Reducción al infinito”.

A veces los versos trazan ramas con otras cosas, con la naturaleza que viva aparece bajo los árboles en un rato de contemplación silenciosa de la vida. Ramas que entran en nuestro interior arañando a su paso nuestro sentido que se acaricia y se raspa con ellos. Con el cielo que se pone rojo y caliente entre los tejados de la mirada. Ramas que agarran el corazón y lo oprimen exprimiendo aquella agua que con la del arroyo quiere marchar hacia abajo, a desembocar a algún mar en otras tierras. Ramas que enredan sus hojas en la música esa que no deja de sonar por dentro del tronco al que me agarro, en este aria del oratorio de Haendel ” El triunfo del tiempo y el desengaño”. Música para navegar y anclar este barco en forma de poema. Alma diferida que llama vida, a la raíz y la corteza vieja que sabe a muerte.  Alma diferida, sobre esta llamada viva al borde del arroyo de la montaña.

IMG_7325

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=OW-Sdh36b2g&w=420&h=315]

Una llamada, que nos hace, bajo las ramas, elegidos del cielo que arriba se raya, construyendo en nosotros un puerto donde aparcar por un rato nuestro acelerado ritmo diario. Donde agradecer la sombra que refresca el espíritu, donde arraigar , ofreciéndose a lo parco del día, cultivando en el proceso, un nuevo corazón.

imagesIda Vitale, nació en Montevideo en 1923. Estudió humanidades y tuvo como maestro a José Bergamin. Profesora de literatura exiliada a Mexico y Texas, ha publicado multitud de poemarios y ha merecido muchos premios, el último el Reina Sofía de Poesía. Con una manera de escribir limpia y luminosa, se la considera sucesora de Mallaré y de su admirado Juan Ramón Jimenez. Vida, entre ramas con ética, poesía y hondura de corazón.

IMG_6423

Realmente creo que para sentir esta llamada y que sea viva, debemos estar al margen, pararnos un rato largo, admirar miradores que al cielo  entre las ramas se abren y sótanos del alma, para morir a tantas cosas y nacer cada día entre las hojas y las cortezas secas.  Yendo en ello de lo opaco de mi ser a la centella que en lo alto prende las ramas como quemándolas al pasar. Acompañando a la soledad esa que construye las quimeras de senda sinuosa que tanto miedo nos da transitar. Soledad que hornea el pan de cada día y que nos hace cantar himnos con este árbol- poema que en ramas, hojas, cortezas, … músicas, aguas en correntía, soles entre las ramas, centellas que se enredan, palabras, versos, se eleva … Soledad como la tuya, para quedarse a ratos, al margen.

Un poema tan alto. Un aliso centenario en la ladera de un río.Y la suave sensación de vivir por momentos entre tus raíces llenas de hojarasca.


IMG_6432

, , , , ,

VIDEO DE LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO ” UN CASTILLO LLENO DE FLORES”.

Presentación del libro ” Un castillo lleno de flores” basado en el libro de Teresa de Jesús, ” las Moradas o el Castillo interior”.

Avila, Palacio de Congresos Lienzo Norte, 8 de mayo. 2015.

IMG_6522Para todos los lectores de este blog de” meditar con flores” que habéis ya entrado en este castillo lleno de flores, a base de meditaciones compartidas, músicas, y flores, os dedico este video de la presentación.  Así aunque nos separen muchos kilómetros, mares y montañas, continentes, vivimos por un ratito juntos este momento, con flores, música, las palabras de Teresa, entre amigos y familia. Un momento muy especial, una nueva morada, una nueva estancia a donde poder ir cuando me sienta un poco abatida,… a donde también podéis llegar vosotros y entrar. Bienvenidos.

 

IMG_6543

Aquí os dejo este video. Una puerta abierta al castillo de Teresa llena de flores, música y belleza. Con la música creada por Fernando Campillo para este libro, interpretada por una joven orquesta formada por alumnos del conservatorio de música de Ávila, levantamos el castillo. Con la presentación del p. Francisco Javier Sancho Fermín ocd. Las bellísimas imágenes de este libro de Jesús Gallo tomaron vida en el escenario.

Gracias a todos.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=w5Ir6FQWsX4&w=560&h=315]